Artículos de Medicina 21


Herpes genital. La infección por el virus del herpes simple
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 10 de abril 2014
El herpes genital es una infección causada por al virus del herpes simples (VHS). Existen dos tipos de VHS, y ambos pueden causar herpes genital, aunque lo más frecuente es que sea el VHS tipo 2

El herpes genital es una infección causada por al virus del herpes simple (VHS). Existen dos tipos de VHS, y ambos pueden causar herpes genital, aunque lo más frecuente es que sea el VHS tipo 2. Una persona infectada con un herpes genital puede contagiar o transmitir el virus fácilmente a otra no infectada durante la relación sexual.

Tanto el VHS tipo 1 como el tipo 2 pueden producir pequeñas lesiones ulcerosas en el interior y alrededor del área vaginal, sobre el pene, alrededor del orificio anal así como en las nalgas y los muslos.

El VHS sobrevive en ciertas células nerviosas del cuerpo durante toda la vida y en algunas personas infectadas puede producir síntomas que van y vienen.

Formas de contagio
La mayoría de las personas se contagian de un herpes genital al mantener relaciones sexuales con alguien que tiene un “brote” de herpes genital, lo que significa que la infección está en activo. El brote se caracteriza por pequeñas úlceras visibles en el área genital, que propagan los virus para infectar a otra persona. Sin embargo, en ocasiones una persona tiene un brote pero ninguna lesión visible y el contagio se produce sin que lo sepa ni el que contagia ni el contagiado, porque no se ven las lesiones y no se sabe de la presencia del virus.

También se puede transmitir la infección por el sexo oral. Pero la infección se produce muy raramente, si existe, por compartir objetos como el asiento del inodoro o una bañera de agua caliente.

Síntomas del herpes genital
Desgraciadamente, la mayoría de personas que tienen un herpes genital no lo saben porque no tienen síntomas o no los reconocen como tales y porque pueden ser diferentes en distintas personas. Lo más frecuente es que el primer episodio de infección por herpes muestre síntomas entre el 2º y el 10º día y que duren entre 2 y 3 semanas.

Los primeros síntomas de un brote de herpes genital son los siguientes:

· picor o sensación de quemazón en el área genital o anal
· dolor en las piernas, nalgas o área genital

· secreción de flujo por la vagina

· sensación de presión en el abdomen

A los pocos días, aparecen las lesiones cerca de la zona por la que el virus ha entrado en el organismo: boca, vagina, pene. También pueden aparecer en el interior de la vagina y el cuello del útero de la mujer, o en el interior de la uretra tanto de hombres como de mujeres. Primero aparecen pequeños nódulos enrojecidos que evolucionan en ampollas y posteriormente en úlceras abiertas dolorosas. A los pocos días las úlceras se recubren de una costra y finalmente curan sin dejar cicatriz. Durante este proceso pueden aparecer síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, micción dolorosa o dificultosa, secreción vaginal, o aumento del tamaño de los ganglios linfáticos de la zona de la ingle.

Una vez infectado por el VHS 1 y 2 se puede volver a tener síntomas o un nuevo brote de tanto en tanto. Una vez el virus ha dejado de ser activo viaja por los nervios hasta la médula espinal donde permanece durante un tiempo. Una vez desaparecidas todas las lesiones de un brote de herpes genital, el virus inactivo permanece en las células nerviosas vivo pero oculto hasta el nuevo brote.

En la mayoría de las personas el virus se vuelve activo varias veces al año, lo que se denomina recurrencia. Cuando se vuelve activo de nuevo, viaja a través de los nervios hasta la piel, prácticamente al mismo lugar por donde entró anteriormente y allí empieza a producir más y más virus, apareciendo de nuevo las lesiones de la infección.

En ocasiones, el virus se vuelve activo pero no causa lesiones visibles. En estos casos se pueden liberar pequeñas cantidades de virus, cerca del lugar por donde entró, por pequeñas lesiones inapreciables o por fluidos de la boca, la vagina o el pene. En estos casos no hay síntomas ni dolor ni molestias. Pero, en estos casos también se puede infectar al compañero sexual durante las relaciones sexuales.

Tas el brote inicial, las recurrencias suelen ser leves y duran solo alrededor de una semana. La persona infectada puede saber que va a aparecer un nuevo brote por síntomas como sensación de hormigueos o picor en el área genital, o dolor en las nalgas o los muslos. En ocasiones estos son los únicos síntomas existentes, sin que aparezcan las lesiones de la piel; otras veces aparecerán las ampollas pero son tan pequeñas que pasan desapercibidas; en otras aparecen las ampollas, las úlceras, las costras y acaban curándose.

La frecuencia y la severidad de los episodios recurrentes varían mucho. Mientras que algunas personas solamente tendrán uno o dos brotes en toda su vida, otros tendrán varios brotes al año. Además, el número y el tipo de recurrencia cambia a lo largo de la vida de una persona. Aunque algunas personas observan que sus brotes parecen estar desencadenados por otras enfermedades, el estrés o el periodo menstrual, con frecuencia los brotes no se pueden predecir. En algunos casos el brote se desencadena por la exposición a la luz del sol.

Diagnóstico
Ya que en ocasiones las lesiones cutáneas no son visibles, hay que realizar diferentes pruebas de laboratorio para confirmar el diagnóstico de una infección por el virus del herpes. Con un análisis de sangre se puede confirmar que una persona ha sido infectada por el virus del herpes en algún momento, e incluso se puede confirmar si ha sido el VHS 1 o el VHS 2.

Tratamiento
Si bien no existe cura para el herpes genital, el médico puede recetar uno de los tres siguientes medicamentos para tratar el brote:

· Aciclovir: para el tratamiento del primer episodio de herpes genital y los siguientes

· Famciclovir, para el tratamiento de los siguientes brotes y para prevenir futuros brotes de herpes genital

· Valacyclovir, para el tratamiento de los siguientes episodios de herpes genital

Durante un episodio de herpes activo, sea el primer episodio o un brote recurrente, se pueden hacer varias cosas para acelerar la curación y evitar la diseminación de la infección a otros lugares del cuerpo o a otras personas:

· mantener el área infectada limpia y seca para evitar el desarrollo de otras infecciones

· intentar no tocarse las úlceras cutáneas

· lavarse las manos después de cualquier contacto con las úlceras

· evitar las relaciones sexuales desde el momento en que se sientan las primeras molestias hasta que las úlceras se hayan curado totalmente, se hayan caído las costras y se haya curado completamente la piel

Herpes genital y otros problemas de salud
En algunas personas cuyo sistema inmunitario no funciona apropiadamente, los episodios de herpes genital pueden durar más tiempo y ser más graves.

Si una mujer tiene su primer episodio de herpes genital mientras está embarazada, puede transmitirle el virus a su futuro hijo y puede tener un parto prematuro. La mitad de los niños infectados por herpes mueren o sufren lesión en su sistema nervioso. Un recién nacido con herpes puede desarrollar complicaciones graves que pueden afectar a su cerebro, piel u ojos. Estos niños deben ser tratados inmediatamente con aciclovir para que aumenten sus posibilidades de estar sanos. El control estricto por parte del médico es esencial es estos casos

Si una mujer embarazada tiene un brote que no es el primer episodio de la infección, el riesgo de infección del recién nacido durante el parto es muy baja.

Si una mujer tiene un brote durante el parto y existen lesiones en el canal del parto o alrededores, el médico practicará una cesárea para proteger al niño. Sin embargo, la mayoría de mujeres con herpes genital no tienen signos de infección activa por el virus y tendrán un parto normal.

El herpes genital, al igual que otras enfermedades genitales que producen úlceras, aumenta el riesgo de una persona de infectarse por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el virus que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Asimismo, antes de los actuales mejores tratamientos del SIDA, las personas con el VIH tienen brotes de herpes más severos, a causa de la menor protección que les proporciona su sistema inmunitario afectado por el VIH. Este hecho puede ayudar a transmitir más fácilmente tanto el VHS como el VIH a otras personas.

Prevención
Si tienes síntomas precoces de un brote por herpes o úlceras visibles, no debes mantener relaciones sexuales o practicar sexo oral hasta que hayan desaparecido los síntomas y se hayan curado las úlceras. Entre los brotes, deberías usar condones durante las relaciones sexuales, ya que proporcionan cierta protección frente al virus.



Comentarios

Andrea
2019-02-07 10:16:42
Hola, llevo 3 meses con mi pareja actual...la verdad esta es la segunda vez que los dos tenemos una pareja, luego de tener relaciones con el, comenzo un fuerte ardor en la zona baja de mi vulva y a las 2 semanas aparecieron las ampollas, ese fue mi primer brote, ardor al orinar y las ampollas fueron los sintomas mas visibles, fui a la ginecologa y me dijo que tenia herpes, hice el tratamiento y se me paso, tambien lleve a que revisaran a mi pajera, pero el no tenia nada. La verdad la hemos pasado mal, hace poco tambien me puse el implanol y he menstruado bastante, y emocionalmente la hemos pasado peor, hace unos 4 dias he vuelto a sentir molestias...supongo que es mi segundo brote, no quiero asustarme, deveria empezar a tomar antivirales y aciclovil nuevamente para el dolor??? Deveria mi pareja tambien tomarlos por precaucion???

Una tonta
2019-02-06 08:41:42
Tengo 33 años he sentido hace un tiempo molestias como tipo escaldaduras, no he experimentado erupciones ni nada por el estilo. Llevo con este problema varios meses incluso visite a tres ginecologos y me indicaban que era candidiasis pero hace unos dias fui a otro medico que me envio un examen para herpes y me indico que salio positivo. No lo puedo creer, tengo muchas dudas y no se que hacer ni como vivir con esta enfermedad. Espero que pueda llevar una vidas mas o menos normal.

Michelle
2019-02-05 09:50:08
Llevaba 2 meses con mi nueva pareja cuando Me salieron ampollas en los labios y el la parte entre el ano y la vagina súper dolorosas. No me han diagnosticado herpes genital, pero con la información que he encontrado en internet me he dado cuenta que si es más probable que tenga herpes porque tengo todos los síntomas que mencionan. El primer brote lo tuve hace 3 meses y las ampollas solo me duraron 1 semana. Me lavaba con agua y jabón y bicarbonato, arde pero siento que eso me ayudo a secar más rápido las ampollas. Ahora tengo otro brote y estoy usando aciclovir en tabletas y crema pero ahora ya casi voy para 2 semanas y no que quitan. Mi actual pareja no presenta ningún síntoma. No sé si él sea el que me lo contagió.

cristian
2019-02-05 09:53:13
hola tengo 30 hace 5 meses tuve relación con una mujer de 50 con preservativo para ,mi mala suerte se salio el preservativo ,me asuste mucho porque pensé que pudiera tener el vih pero me confié y dije ojala que no ,una vez terminado me fui a mi casa y detecte en mi glande un puntito rojo y no le di importancia pasaron 4 meses y seguía el puntito rojo lo cual me pareció raro y me fui al doctor urologo y me hizo una prueba de sangre inmunoglobulina IGG IGM PARA HERPES TIPO 2 alo cual salio positivo y me receto el valtrex alo cual ese mismo dia me deprimi y llore bastante .alo cual bajo mis defensas y me empezo la picazon y mi entrepiernas llenas de ampollas como si 20 pulgas me huebiesen picado. cuando se acabaran este trauma del herpes ojala salga una avacuna aunque sea para que lo duerma a este virus y no contagie por ahora temo mucho tocar amis seres amados este es mi castigo por ser promiscuo

Airam
2019-01-29 12:16:26
Hola tengo 19 años me han diagnosticado con herpes tipo 2 estoy muriendo de miedo y de preguntas . Quiero saber si algún día puedo embarazarme si puedo tener relaciones sin protección ?

UNA BRUTA
2019-01-28 10:35:42
Tengo 31 años y hace 2 días me diagnosticaron con herpes genital, en mi caso los síntomas se presentaron con una semana (exacta) después de mi última relación sexual. Quiero mencionar que no hubo prenetación como tal, no quise tener relaciones sin condón, pero sí hubo frotamientos de su pene en mi zona pélvica, me quité casi enseguida y su flujo quedó en mi vulva, no tomé mi baño regular por las actividades del día y me bañé hasta la noche. Al día siguiente tenía una ligera picazón, misma que se incrementó conforme pasaban los días, al ir a hacer pipí, sentía que orinaba lava, tenía entre picazón, dolor, ardor, todo junto, es una sensación espantosa. Al ir con mi Gine, me aplicó el espejo y por las lesiones, dedujo que es herpes, estoy en espera del papanicolau que me realizó y de tratamiento me envió itroconazol y aciclovir tomado, así como aciclovir en pomada para las lesiones, es el segundo día que llevo con el tratamiento y las heridas empiezan a cicatrizar y se ven espantosas, al menos ya no es tortuoso orinar y el medicamento me tiene con dolor en las articulaciones. Le comenté a la persona con la que "estuve" por última vez, le pregunté si no se sentía mal y me comentó que no, le dije del resultado que me había dado mi Gine y fue con el Urologo, al hacerle revisión le dijo que no tenía indicios de herpes, sin embargo, le hizo estudios. Ambos estamos en espera de los resultados, esperando no haya algo más grave en alguno de los dos. Esto es una llamada de alerta para todas las personas de cualquier edad que tienen actividades sexuales, nadie estamos exentos de las enfermedades (así lo pensaba), y usen siempre protección. Lo mío ni siquiera fue una penetración como tal, con el hecho de tener frotamientos y no ducharse enseguida, me sucedió esto.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.