Actualidad Médica


Enfermedad de Alzheimer: La destrucción de la memoria
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 21 de septiembre 2016
Sin que sepamos las causas, el cerebro de algunas personas empieza a deteriorarse, de una forma irreversible. Las personas afectadas pierden memoria, se vuelven incapaces para las tareas cotidianas, ven alterado su lenguaje, su capacidad laboral, su vida social

La enfermedad de Alzheimer es un envejecimiento prematuro del sistema nervioso. Sin que sepamos las causas, el cerebro de algunas personas empieza a deteriorarse, de una forma irreversible. Las personas afectadas pierden memoria, se vuelven incapaces para las tareas cotidianas, ven alterado su lenguaje, su capacidad laboral, su vida social. La persona va perdiendo capacidades y, en un tiempo relativamente corto, unos 7 años por término medio, le sobreviene la muerte. Durante este tiempo, el paciente va "regresando" (lo contrario de progresar).

La fase inicial de la enfermedad, dura unos dos años. Los síntomas pueden ser engañosos, pues, a veces, parecen los de una depresión: inquietud, fatiga, falta de iniciativa. La familia percibe alteraciones de la memoria, dificultades en la expresión de ideas complejas y en el razonamiento. Es frecuente que el paciente no repare en sus pérdidas de memoria pues, cuando olvida algo, lo olvida del todo; no sabe que ha olvidado algo. Esta es la diferencia más notable con los olvidos benignos (por la edad, por estrés) en los que la persona sufre porque se da cuenta de que olvida datos. Parece de chiste, pero no lo es: cuando alguien se preocupa por su propia falta de memoria, el caso es seguramente leve y, desde luego, no una demencia tipo Alzheimer.

En la segunda fase, los síntomas se acentúan. La persona regresa a un comportamiento infantil (de 4 a 8 años). Aparecen déficits de orientación, y se agravan en sobremanera los de la memoria. Entre esta fase y la siguiente aparecen problemas de lenguaje (incapacidad para expresar según que ideas), de reconocimiento (en cuanto a personas, objetos, etc.) y de movimiento (pérdida de la idea para realizar movimientos, por ejemplo, para vestirse).

La tercera fase, la final, significa la regresión a un comportamiento parecido al de la primera infancia: entre el nacimiento y los 3 años. Lo malo es que el niño progresa, y el enfermo de Alzheimer empeora día a día. La demencia se va haciendo completa y la incapacidad es total. Las expectativas de vida son muy limitadas, y esta fase suele durar alrededor de dos años.

Hoy en día se tiende a hablar de "demencia tipo Alzheimer", más que de enfermedad de Alzheimer. Ello es debido a que hay diferentes enfermedades, no exactamente iguales, cuyas características son similares.

El diagnóstico exacto de las demencias tipo Alzheimer es relativamente fácil a partir de la fase segunda, pero requiere exámenes detallados en la fase inicial. Las mejores pruebas para su diagnóstico son las llamadas neuropsicológicas: tests destinados a comprobar el rendimiento de la memoria, de la concentración, del lenguaje, de las capacidades motrices y de reconocimiento. Mediante estas pruebas, sencillas de realizar, los expertos son capaces de discernir los síntomas iniciales de una demencia tipo Alzheimer.

El tratamiento incluye aspectos médicos, psicológicos y sociológicos. De momento hay un único medicamento capaz de contener temporalmente la evolución de una demencia tipo Alzheimer, administrado en la fase inicial. La sustancia, cuyo nombre químico es tacrina, debe ser administrada bajo control médico, solamente a enfermos en fase inicial. Alarga la calidad de vida durante un tiempo limitado, dos años por término medio.

Desde el punto de vista psicológico es necesario que los familiares del enfermo estén informados y bien orientados acerca de cuál debe ser su actitud. El cariño y la comprensión son más eficaces que cualquier medicamento. En cuanto a los aspectos sociales, es necesario contar con los servicios correspondientes en cuanto a hospitales de día, residencias, asistencia social, etc.

Alois Alzheimer (1864-1915), el médico bávaro que describió la enfermedad en 1906, posiblemente no pensó jamas que tal padecimiento, no muy frecuente en su época (la expectativa de vida no superaba los 50 años) se convertiría en uno de los mayores azotes de la humanidad, cuando la expectativa de vida ha subido más allá de los 70 años.




Comentarios

Rosario
2016-02-08 07:36:03
Mi experiencia es muy dificil, mi mama fue diagnostiada con perdida de memoria hace 4 anos, y a sido muy dificil desde entonces, soy su unica hija aki en la Estados Unidos quien la ayuda con todo lo necesario con su cuidado medico, tengo un hermano en Mexico que e hablado mucho con el para que arregle su visa y se venga a vivir a Arizona para que me ayude con ella, somos dos hijos solamente pero el solo me hace mas larga la espera como que no kiere venirse, yo tengo dos hijas y soy mama soltera, mi hermano no es casado y tiene mas tiempo que yo para cuidar de ella pero espero y se pueda venir pronto, yo vivo con mis papas lo cual es mas difiil para mi, ya que hay dias buenos y otros muy estresantes, ella es agresiva conmigo mal hablado con mi papa tambien, constantente solo habla del pasado y recuerda mucho lo malo que a vivido en su vida, tiene mucha depresion no kiere salir a ningun lado, todavia esta empenada en controlar la vida de los que la rodean, en fin yo tengo mucho que hacer por mi y por mis hijas, la ayuda que yo puedo brindar en muy limitada porque soy mama soltera kien tiene que ver por mis dos hijas, mi experiencia es muy dificil aveces me deprimo mucho y no se que hacer.... mi trankilidad es que ella tiene todo su medeina y sus buenos doctores kienes ven por ella.

Silvina Solis
2015-10-22 06:17:40
Mi mama tiene 53 años recien cumplidos!! No puedo creer que ya este transitando la segunda fase de esta enfermedad. Me trae una profunda tristeza ver que nada le importe no reconozca las cosas y sobre todo extraño hablar o que me pregunte como estuvo mi dia. Hace dos meses atras cocinaba hoy ya ni reconoce los elementos. Es triste pero es mi realidad y la relidad de mi familia.

alondra
2015-07-21 06:00:52
Mi padre tiene alzaheirme diagnosticado hace tres años el tiene 82 al principio no fue tan notorio pero ahora sus enojos ha sido difícil de controlar que se quiera ir a su casa dice el me da mucha pena no poder ayudarlo a comprender lo amo tanto y espero hacer lo mesjor que pueda junto a la ayuda de mis hijos

MARTHA
2015-06-04 06:25:21
Mi mama tiene 88 años, hace apenas 1 año ella estaba muy bien de su mente, pero tiene de septiembre a la fecha que empezo a decir cosas raras, despues empezo a gritar por las noches, luego en el dia, algunos dia estaba bien otros mal, ella vivio conmigo durante 18 años despues de que mi papa fallecio, pero hace 2 años se fue a vivir con una hermana, siento que no estaba agusto ahi, pues a raiz de que vive con mi hermana empezaron sus problemas de memoria, ahora se la pasa bajo tratamiento medico, solo duerme, ya casi no habla, lo que me preocupa es por que fue todo tan rapido, sufro mucho de verla asi.

yeni
2015-05-13 06:54:59
mipadre lediasnosticaron alzaimer ynoquierevivir con nadien sino soloy esmuy dificil porsutemperamento deagresivida ynose que haser meesta en loquesiendo y tengo ganasde llevarlo aun lugar donde mecolaboren con su cuidado ya que nopuedo trabajar y cuidarlo

martha
2015-04-23 07:22:40
Mi madre tiene 10 años con esta enfermedad, esta en la ultima etapa pero la amo tanto, que no quisiera que se fuera de mi lado, para mi es tan gratificante cuando ella sonríe, que mal para las personas que prefieren desaserce de ellos llevándolas a un asilo o casa de reposo, cuando lo mejor para ellos es nuestro amor y compañia


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.