Zona de Prensa



Laserterapia veterinaria, ¿qué tipo de láser elegir?
12 de septiembre 2019

Cada vez más veterinarios se muestran interesados por los efectos de la llamada laserterapia o fotobiomodulación. Se trata de un tipo de tratamiento no invasivo, ambulatorio y cuyos beneficios están demostrados en fisioterapia, medicina interna y dermatología, pero que suscita muchos interrogantes entre los clínicos a la hora de aventurarse a adquirir uno de estos dispositivos. AniCura Abros Hospital Veterinario es uno de los centros pioneros en el panorama nacional e internacional en la aplicación de esta técnica.


“Una vez que decidimos apostar por la laserterapia como una técnica para mejorar los servicios de nuestro hospital veterinario, nos surgen muchas dudas en relación con qué tipo de láser elegir”, comenta Elena Dieguez, veterinaria especialista en dermatología y con amplia experiencia en laserterapia de AniCura Abros Hospital Veterinario. “Existen una amplia gama de dispositivos de láser terapéutico en el mercado y debemos ser conscientes de sus características para elegir el más adecuado al uso que le queremos dar”, añade la experta

4 factores a la hora de elegir el láser adecuado para una clínica veterinaria:

Son muchos los aspectos que se deben valorar a la hora de decantarse por uno u otro tipo de láser terapéutico, pero algunas consideraciones que podemos tener en cuenta según la experta de AniCura son:

 

  1. Prestar atención a la longitud de onda y la potencia: Los láseres terapéuticos por definición tienen una potencia inferior a 500 mW (clase 3). Algunos de clase 4, aunque tienen potencia superior a 500 mW también se pueden usar con fines terapéuticos. Las longitudes de onda de los láseres terapéuticos se encuentran entre la banda del infrarrojo cercano del espectro electromagnético 600-1200 nm. Este rango se conoce como ventana terapéutica.
  1. ¿Qué tipo de emisión de luz elegir? La emisión de los pulsos de luz puede ser continua, pulsada y superpulsada. Dependiendo del efecto que busquemos, utilizaremos uno u otro modo. Es muy interesante la emisión superpulsada. Consiste en la emisión de pulsos de luz a gran potencia, pero de muy corta duración y seguido de un periodo de reposo. De esta manera, la potencia media de una serie de pulsos es baja, evitando el problema del sobrecalentamiento de los tejidos que tenemos con los de clase 4, pero la estimulación que se consigue es muy buena.
  1. Tiempo de aplicación: Muchos láseres consiguen un efecto similar, pero la gran diferencia se encuentra en el tiempo de aplicación y el número de sesiones necesario para conseguir los resultados deseados. Algunos equipos disponen de sistemas de combinación de diferentes longitudes de onda en diferentes modos de emisión para mejorar la eficacia de los resultados. Con estos equipos obtendremos los mejores efectos con sesiones cortas, aunque el desembolso económico al adquirirlos es mayor. Por tanto, hay que tener claro en que patologías vamos a usarlo, el número de potenciales pacientes y el tiempo y dinero que estemos dispuestos a invertir en formación.
  1. Formación: La adquisición de un nuevo equipo, y en este caso de un láser, exige la dedicación de tiempo a la formación por parte del profesional. De hecho, antes de adquirir cualquiera de estos dispositivos es recomendable dedicar tiempo a informarse y formarse sobre laserterapia: sobre sus usos, sobre su forma de aplicación o sobre sus posibles contraindicaciones. No debemos de olvidar que el láser es una herramienta y lo realmente importante es el profesional de la veterinaria que haga uso de esta técnica.

Todos los dispositivos de láser tienen su nicho de aplicación, pero lo que no debe de suceder es que por desinformación termines adquiriendo uno que no cumpla con las necesidades que habías establecido en el principio”, concluye Elena Dieguez, de AniCura Abros Hospital Veterinario.

 

AniCura Abros Hospital Veterinario, centro pionero en la aplicación de laserterapia 

AniCura Abros Hospital Veterinario es uno de los centros pioneros en laserterapia en el territorio nacional. Desde este centro se realizan alrededor de 600 sesiones anuales y se atienden una media de 140 mascotas con el uso de esta técnica. El hospital veterinario cuenta con la última tecnología en materia de láser, un láser clase 4 con combinación de onda superpulsada.

El centro tiene numerosos casos de éxito. De hecho, recientemente en el marco de un congreso internacional celebrado en Oporto, este hospital veterinario presentó una comunicación libre centrada en la evolución con laserterapia de tres casos complicados.


Convocatoria:   - 22 de septiembre 2019