Zona de Prensa



Información, actualización constante y veracidad en la oncología
11 de junio 2019

Vivimos en la era del big data, un concepto amplio que hace referencia al manejo de información de forma masiva. Mastodóntica, podríamos decir mejor, especialmente en el ámbito de la salud, donde ya hay experiencias valiosas de lo que el big data puede hacer por nosotros.


Día tras día van surgiendo nuevas tecnologías capaces de procesar cantidades cada vez más ingentes de datos que nos ayudan a investigar, a diagnosticar con mayor precisión, a desarrollar tratamientos más eficaces… En definitiva, a mejorar las perspectivas de muchos pacientes.

Aún cerrando más el campo hacia la disciplina concreta de la oncología, seguiremos encontrándonos con problemas para asimilar los datos que se obtienen de cada persona tratada. Y es que la tendencia cada vez menos novedosa del big data ha sido la que nos ha impulsado (y sigue haciéndolo) hacia la medicina personalizada y la oncología de precisión.

¿Con qué herramientas se puede encontrar el especialista para ampliar esa tendencia en favor de sus pacientes? Análisis genómicos de biopsias de tejido y líquidas (con muestras de sangre), softwares que interpretan la información genética obtenida con lógica sanitaria o técnicas de secuenciación de última generación que sacan de una sola muestra millones de datos que hay que procesar.

Pero también se puede contar con plataformas que cruzan datos de salud de pacientes de todo el mundo para encontrar a los candidatos idóneos para un ensayo clínico. O con redes globales de especialistas que comparten sus conocimientos sobre cáncer y, a su vez, buscan soluciones para los casos que están tratando en el consejo de sus colegas y en ejemplos similares que se han dado en otros hospitales. Siempre salvaguardando la privacidad del paciente, por descontado.

En cualquier caso, las innovaciones y aplicaciones que van surgiendo son tan constantes y numerosas que resulta difícil estar actualizado al 100%. Más aún teniendo en cuenta el ‘ruido’ de fondo con el que se encuentran los sanitarios, amplificado por los bulos y falsas noticias, también conocidas como fake news, que corren por internet.

Éstas, por un lado, siembran la duda en el paciente oncológico, muy sensible a cualquier noticia esperanzadora relacionada con su enfermedad. Una situación que entorpece el trabajo del médico y, en ocasiones, deriva hacia el abandono del tratamiento.

Por otra parte, los bulos también se mueven en los círculos más especializados, con informaciones poco contrastadas o elaboradas por profesionales de la comunicación que no están formados en la materia. Lo normal es que oncólogos y patólogos intenten salir de dudas a través de papers y estudios de medios sanitarios rigurosos, o acudiendo a congresos para formarse, aunque lo normal es que el factor tiempo juegue en su contra.

Por eso hemos querido crear OncoDNNews, una plataforma de newsletter con publicaciones periódicas (cada dos meses) con todas las novedades referentes a la oncología de precisión enfocada hacia el diagnóstico. Y, sobre todo, con contenidos referidos a las aplicaciones en la práctica clínica diaria de la genómica en la detección y el seguimiento del cáncer, para que la lectura sea lo más didáctica posible.

Para nosotros es una manera de contribuir a esa información veraz especializada de la que antes hablábamos, cotejada y alejada de las falsas noticias que tanto daño pueden llegar a hacer. Esperamos que sea de gran utilidad para ayudar al personal sanitario, sobre todo a las tres grandes ‘patas’ de la mesa del diagnóstico molecular del cáncer: oncólogos, patólogos y bioinformáticos. Y, principalmente, en mejorar la supervivencia y la calidad de vida del paciente. Es es y será siempre nuestro principal objetivo.

Autora:
Adriana Terrádez, directora general de OncoDNA para España y Portugal

Los interesados en recibir OncoDNNews, sólo tienen que escribirnos a: infos@oncodna.com



Convocatoria:   - 20 de septiembre 2019