Zona de Prensa



La Fisioterapia, herramienta indispensable en la recuperación física, psíquica, social y emocional de los pacientes con Enfermedades Reumáticas
10 de octubre 2019
  • El abordaje interdisciplinar mejora la atención y la calidad de vida de los pacientes con dolor crónico 
  • “Más de 400.000 personas padecen enfermedades reumáticas en Castilla – La Mancha”, señalan desde COFICAM

Con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Reumáticas (ER), que se celebra el próximo 12 de octubre, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla - La Mancha (COFICAM), quiere destacar la importancia que tiene la Fisioterapia como herramienta indispensable en la recuperación física, psíquica, social, emocional y laboral de los pacientes con este tipo de dolencias. Además, la posibilidad de recibir un tratamiento transversal e interdisciplinar ayudará a mejorar la atención y la calidad de vida de los pacientes con dolor crónico.

 

Las enfermedades reumáticas y musculo esqueléticas afectan a más de 120 millones de personas en la Unión Europea y alrededor de 10 millones en nuestro país. En Castilla – La Mancha “más de 400.000 personas padecen enfermedades reumáticas”, señala Nils Ove Andersson, secretario de COFICAM. En este sentido, la artritis reumatoide es la dolencia más frecuente, afectando a 5 de cada 1.000 personas, lo que significa que en esta región al menos 10.000 personas padecen esta enfermedad. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades reumáticas son la segunda causa de consulta en los hospitales, aporta más del 50% de las causas de invalidez total o parcial, y son la segunda causa de absentismo laboral y pérdida de trabajo.

 

Artrosis, artritis, fibromialgia, gota, lupus eritematoso sistémico y osteoporosis son algunas de las enfermedades reumáticas más conocidas, pero existen más de 200 patologías distintas dentro de grupo de patologías de carácter crónico. Este tipo de dolencias afectan tanto a todo el conjunto del sistema músculo-esquelético, como a órganos y determinadas funciones del cuerpo humano, y dificultan ostensiblemente las actividades de la vida diaria del paciente, así como la actividad física y en el ámbito laboral.

 

En este contexto, “la Fisioterapia puede ofrecer al paciente reumático soluciones a corto y medio plazo en el manejo del dolor articular y funcional, ayudando al tratamiento de la enfermedad mediante técnicas de masoterapia, terapia manual, estiramientos musculares, educación del control postural, y la aplicación de ejercicio terapéutico siempre bajo la supervisión del fisioterapeuta y según las capacidades que presente el enfermo reumático”, afirma Andersson.

 

La mayoría de las enfermedades reumáticas son de carácter crónico y pueden llegar a producir cierta incapacidad, lo que produce una merma significativa en la calidad de vida de las personas y dificultad en el día a día. Además, este tipo de patologías no sólo se dan en personas mayores, sino que también afectan a otros sectores de la población como son jóvenes e incluso niños. Su detección precoz resulta fundamental para, con un tratamiento fisioterapéutico adecuado, mejorar las condiciones de vida de estos pacientes.

 


Convocatoria:   - 17 de octubre 2019