Especialidades Médicas- Ginecologia


Alimentación y nutrición de la embarazada
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 28 de abril 2018
Durante el embarazo el organismo necesita más energía, proteínas, vitaminas y minerales que antes de la gestación. La alimentación debe aportar la energía y elementos nutritivos suficientes como para mantener la salud de la gestante y lograr un desarrollo y crecimiento fetal óptimos

Habitualmente, no es necesario que la mujer embarazada haga grandes cambios en su dieta. Las costumbres alimentarias son muy personales y puede resultar difícil cambiar los hábitos si se obliga al resto de la familia, si resulta desagradable o se rompe con las costumbres.

Es falso que durante el embarazo deba “comerse por dos”
Una mujer con un peso normal antes del embarazo debe ganar entre 9 y 13 Kg al finalizarlo. Durante el embarazo no se debe “comer por dos”. En general sólo se necesita añadir alrededor de 200 a 300 calorías al día a la dieta habitual.

Una alimentación sana debe:

- Aumentar de forma moderada el consumo de frutas, verduras, pan integral, arroz y legumbres.
- Tomar entre medio y un litro de leche desnatada al día o su equivalente en yogur o queso fresco.
- Reducir el consumo de los alimentos con excesiva cantidad de grasa de origen animal, como tocino, mantequilla, embutidos, etc.
- Reducir el consumo de alimentos con mucho azúcar, como pasteles, dulces, especialmente prefabricados, caramelos, chocolate, bebidas gaseosas y edulcoradas.
- Distribuir los alimentos a lo largo del día según costumbre, aunque si sobretodo al final del embarazo, se realizan comidas más frecuentes y menos copiosas, se facilitará la digestión.
- La forma de condimentar y preparar los alimentos es tan importante como el tipo y la cantidad de los mismos. Se recomienda el consumo de carnes,  pescados a la plancha o hervidos.
- Se debe controlar la cantidad de aceite utilizado al condimentar los alimentos, así como la utilización frecuente de salsas como la mayonesa o de especias.
- En caso de náuseas y vómitos frecuentes, comer poco y a menudo.
- En caso de sobrepeso hay que eliminar los alimentos salados, controlar el consumo de pan, legumbres, pastas y arroz, disminuir la grasa, consumir leche descremada y quesos no grasos.
- NO a los alimentos en conserva y sustituir los fritos por hervidos y asados.
- Para combatir el estreñimiento beber 1 ó 2 vasos de agua en ayunas y aumentar el consumo de fruta, vegetales crudos y cocidos.
- Mejor sólidos que líquidos y alimentos fríos o del tiempo que calientes. 




Comentarios

antonio
2011-03-29 06:25:37
deve de comer mucho mas no entiendo mucho pero si


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.