Especialidades Médicas- Sexologia


Disfunción sexual de la mujer
Autor: Dr. Salvador Giménez - 5 de diciembre 2000
La ausencia de excitación sexual, en general, de respuesta sexual en la mujer, puede ser debida a múltiples factores.Por una parte, los factores psicológicos derivados de experiencias infantiles desagradables, educación rígida e inculpaste en temas sexuales, así como la "doble moral" existente en cuanto a aceptar la sexualidad del varón y de la mujer

Ausencia de excitación sexual

La ausencia de excitación sexual, en general, de respuesta sexual en la mujer, puede ser debida a múltiples factores.

Por una parte, los factores psicológicos derivados de experiencias infantiles desagradables, educación rígida  e inculpaste en temas sexuales, así como la “doble moral” existente en cuanto a aceptar la sexualidad del varón y de la mujer.

También está la presencia de factores situacionales, es decir, aquellos que aparecen de forma circunstancial en el transcurso de una relación de pareja.

La más frecuente es la estimulación inadecuada. Ya hemos comentado ampliamente las diferencias hombre - mujer. La forma de excitarse sexualmente en la mujer es substancialmente distinta que en el hombre. Tanto en los componentes psicológicos como en los propiamente sexuales. Cualquier fallo en este campo, bien por desconocimiento, bien por egoísmo de la pareja, puede desembocar en una frustración constante de la mujer, la cual, a la larga, desembocará en un desinterés por las relaciones sexuales.

También la comunicación insuficiente entre ambos miembros de la pareja llevará al empobrecimiento de las relaciones sexuales. Es frecuente la incomunicación en temas sexuales. incluso en parejas que, en otros temas, son capaces de dialogar y de intercambiar experiencias, puede producirse una pobre transacción en cuanto a preferencias sexuales, o en cuanto a su manera de pensar acerca de ello.

El miedo al rechazo, el desconocimiento acerca del hombre, las creencias erróneas acerca de temas sexuales, pueden ser impedimentos para el abandono sexual. La mujer que teme “perder el control”, acaba por no ceder un ápice del mismo, con lo que su capacidad para responder sexualmente se ve mermada desde el inicio. La aparición de la Intelectualización con su inevitable  “papel del espectador”, hace que la mujer acuda a la relación sexual en forma totalmente distante, analizando obsesivamente sus actitudes y sus respuestas.

 

¿Cómo se trata?

La primera fase consiste, como en casi todas las disfunciones sexuales, en la eliminación de la ansiedad y de cualquier  exigencia durante la relación. No solamente las exigencias del varón sino, muy especialmente, las que la misma mujer se impone.

La focalización sensorial es la técnica maestra que va a permitir la relación de la pareja sin exigencias irracionales. recordemos que la focalización consiste en el reencuentro con una relación táctil, no necesariamente sexual sino cariñosa,  sin el objetivo de una excitación sexual ni de un orgasmo.

Progresivamente, en la focalización sensorial se irá añadiendo la estimulación genital, como fase previa para llegar a un coito sin exigencias, una vez la mujer ha sido capaz de liberar sus bloqueos emocionales.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.