Especialidades Médicas- Pediatria


Resfriados, toses y mocos
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 9 de noviembre 2016
Los padres de un niño preescolar pueden llegar a pensar que su hijo está siempre resfriado. No es hasta alrededor de los 6 años que los niños parecen alcanzar un nuevo nivel de salud, y de resistencia frente a los resfriados

Un niño sano en edad preescolar con frecuencia puede "pillar" de cinco a ocho resfriados cada año. Para muchos niños, sobre todo los que van a la guardería, lo normal parece ser casi un resfriado al mes. Así como crece el niño, desarrolla un repertorio de anticuerpos que le proporcionan inmunidad frente a los resfriados. Alrededor de los 6 años el niño puede enfrentarse mucho mejor a las infecciones, alcanzando un nuevo nivel de salud: menos resfriados, menos tos, menos mocos, mejor sueño. Sin embargo, hasta la edad adulta puede ser normal que "pille" tres o cuatro resfriados al año.

"Tiempo, paciencia y cuidados cariñosos, son los mejores
aliados en el tratamiento frente al resfriado"


Todos los resfriados no son iguales

Los niños experimentan los síntomas del resfriado de forma distinta a los adultos por varias razones:

·          Los niños se resfrían más a menudo

·          Sus síntomas suelen ser más intensos

·          Más frecuentemente sus resfriados se asocian a otras infecciones, por ejemplo infecciones del oído

Los resfriados son más frecuentes en la primera parte de la vida. Los niños que van a la guardería, con frecuencia no son muy buenos lavándose las manos, pero son excelentes compartiendo virus. Ambas circunstancias producen muchos resfriados.

"Hay que dejar que el sistema inmunitario haga su trabajo"

Más de 200 virus distintos

Los resfriados se denominan técnicamente infecciones de las vías respiratorias superiores y son el resultado de más de 200 virus distintos que afectan a los niños en distintas épocas del año. Los síntomas varían en función del tipo de virus responsable, pero en general, para los niños en edad preescolar, los más habituales son el dolor de garganta, la fiebre, la irritabilidad, el insomnio, los estornudos, los mocos, la tos, el dolor de cabeza, el dolor muscular y la reducción del apetito.

Las gotas nasales de suero salino son especialmente útiles para la higiene nasal y para aliviar la congestión. Estas gotas que se pueden conseguir sin receta en las farmacias, son seguras y no irritan la mucosa nasal, a diferencia de otras medicaciones que pueden no ser apropiadas para los niños. Después de instilar varias gotas de suero salino en una fosa nasal se extrae la mucosidad con la ayuda de una pera de succión nasal y se repite la operación en la otra fosa nasal.

Estos síntomas pueden tener diferente duración en el tiempo. La fiebre generalmente se mantiene de 1 a 3 días. Los mocos y el dolor de garganta desaparecen en una semana a 10 días. La tos puede persistir de 2 a 3 semanas. Quizás este último hecho hace pensar a los padres que el niño siempre está enfermo.

Los niños "pillan" literalmente los resfriados

Existen muchos mitos acerca de cómo y por qué se resfrían los niños; por ejemplo mojarse cuando llueve, respirar aire frío o dormir destapados. Sin embargo, la antigua afirmación de que los niños "pillan" los resfriados es sorprendentemente acertada. Los virus del resfriado pueden sobrevivir en las manos durante varias horas y el contacto mano a mano es una vía de transmisión de la infección. La tos y los estornudos son otras vías frecuentes. Sabiendo esto ya se pueden tener en cuenta ciertas precauciones de sentido común para evitar la diseminación de los virus del resfriado:

Los aparatos humidificadores también pueden ser útiles para fluidificar las secreciones nasales, pero es preciso limpiarlos frecuentemente para evitar el crecimiento de microorganismos.

·          Estimular al niño a lavarse las manos frecuentemente

·          Mantener los enseres del baño y la cocina limpios, especialmente cuando alguien de la familia está resfriado

·          Enseñar al niño a sonarse los mocos en pañuelos desechables

·          Buscar una guardería con medidas higiénicas aceptables y con normas correctas en cuanto a aceptar niños con resfriados y otras infecciones

"La tos puede persistir de 2 a 3 semanas,
lo que puede hacer pensar a los padres
que el niño siempre está enfermo"


El tratamiento alivia, no cura

Todavía no existe cura para el resfriado común. No existe ninguna medicación que pueda acelerar la recuperación del niño. Los antibióticos no son eficaces frente a una infección vírica. Los medicamentos que contienen antihistamínicos y descongestionantes suelen ser ineficaces para aliviar los síntomas de los niños en edad preescolar y además pueden tener efectos secundarios. Para la mayoría de niños, lo máximo que se puede hacer es mantenerlos cómodos, haciendo reposo y vigilando la aparición de otros signos de infección más grave.

"Un niño sano en edad preescolar con frecuencia
puede "pillar" de cinco a ocho resfriados cada año"


Hay que dar tiempo

Hay que dejar que el sistema inmunitario haga su trabajo. No hay que alarmarse o dar medicación de forma inmediata si aparece fiebre de bajo grado durante el resfriado del niño. A los virus del resfriado les gustan los ambientes fríos. Elevando la temperatura corporal un par de grados centígrados, el sistema inmunitario del niño ayuda a crear un ambiente hostil para los virus. La fiebre elevada puede producir deshidratación y en ocasiones convulsiones febriles. En estas situaciones necesitan de un tratamiento médico específico.

En general, los virus del resfriado sobreviven hasta que el sistema inmunitario del niño fabrica los suficientes anticuerpos para destruirlo. Esto significa tiempo, paciencia y cuidados cariñosos, que son los mejores aliados en el tratamiento frente al resfriado.




Comentarios

juani
2015-05-19 13:21:26
Hola tengo una nena de 6 años y siempre esta resfriada de rrepente en lasnoches le dan ataques de toz y ahora ultimo esta con secreciones verdes y abundantes,, es malo o normal por favor quiero saber.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.