Especialidades Médicas- Pediatria


Cómo empezar la lactancia con buen pie
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 1 de agosto 2016
Toda mujer esta capacitada para dar el pecho y todo niño para mamar; sólo es cuestión de adaptarse el uno al otro

La lactancia materna es un proceso que requiere la adaptación entre madre e hijo. La práctica de una serie de principios contribuye a alcanzar la comodidad y relajación necesarias tanto para la madre como para el bebé.

La lactancia debe hacerse “a demanda”:

Debe darse de mamar al niño tantas veces como tenga hambre, en lugar de regirse por un horario estricto.
Se puede dar el pecho tumbada en la cama o sentada en una silla; lo importante es mantener una postura suficientemente erguida.
Situar al bebé en el regazo para que llegue fácilmente al pecho.
Colocar la mano cerca de las costillas y ofrecer el pecho al bebé.
Es importante no colocar los dedos cerca del pezón, pues en caso contrario puede obstruirse la salida de la leche.
El niño debe estar de cara a la madre, con su vientre contra el de esta.
Hay que mantener sujeto su cuerpo, situando en línea recta la oreja, el hombro y la cadera del bebé.
Rozar el pezón contra los labios del niño y esperar a que abra bien la boca.
Es imprescindible no tener prisa y esperar a que el bebé introduzca dentro de su boca la cantidad de tejido mamario suficiente para estimular la producción de leche sin que se le tape la nariz.





Comentarios

roxana
2009-10-08 07:55:46
como puedo incrementar la produccion de leche a 11 meses d eedad de mi bebe y no tengo mucho?


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.