Especialidades Médicas- Neurologia


¿Un implante para prevenir el Alzhéimer?
18 de marzo 2016

Científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza) han desarrollado una cápsula insertable que puede activar al sistema inmunitario del paciente contra la enfermedad.


Una de las hipótesis que explican la causa del Alzhéimer es la sobre acumulación de proteínas amiloide beta en diversas partes del cerebro, lo cual tiene como resultado la acumulación de placas de proteínas, que son tóxicas para las neuronas.

Entre los métodos terapéuticos que se están planteando para el Alzhéimer, uno de los más prometedores es emplear anticuerpos para “identificar” las placas de beta amiloide para que sea el propio sistema inmunitario del paciente el que las detecte y elimine. Para que sea más efectivo, este tratamiento debe ser administrado lo antes posible, antes de que aparezcan los primeros síntomas de declive cognitivo. Pero esto requiere de diversas administraciones, que pueden causar numerosos efectos secundarios.

Los científicos de la EPL de Lausana han propuesto una solución a este problema: colocar un implante que libere de forma regular y controlada anticuerpos al cerebro del paciente para limpiar las proteínas Beta amiloides. Esta cápsula bioactiva contiene células que han sido modificadas genéticamente para producir anticuerpos que eliminan las placas de beta amiloide. Esta cápsula es implantada en el tejido bajo la piel, de forma que las células produzcan y liberen un suministro estable de anticuerpos al torrente sanguíneo, desde donde pasan al cerebro para atacar las placas de beta amiloide. El dispositivo mide 27 mm de largo por 12 mm de ancho y 1,2 mm de espesor, y contiene un hidrogel que facilita el crecimiento celular. Todos los materiales empleados son biocompatibles y susceptibles de ser producidos en masa con facilidad. Además, no es necesario que las células sean del mismo paciente: las células de un donante pueden ser utilizadas en múltiples pacientes.

Los investigadores han probado este dispositivo en ratones de laboratorio con “completo éxito”. Los ratones modificados genéticamente presentaron una disminución “espectacular” de la carga de placas. De hecho, el flujo constante de anticuerpos liberado por la cápsula durante 39 semanas impidió la formación de placas amiloide beta en el cerebro. El tratamiento también consiguió reducir la fosforilación de la proteína tau, otra característica asociada al Alzhéimer que fue observada en los ratones.

Esta investigación demostraría que los implantes celulares pueden ser utilizados con éxito para liberar anticuerpos para el tratamiento de la enfermedad de Alzhéimer y otros trastornos degenerativos asociados a proteínas defectuosas.


Fuente:   Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza)


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.