Especialidades Médicas- Neurologia


El consumo regular de marihuana es perjudicial para el cerebro de los adolescentes
11 de agosto 2014
El consumo de marihuana una o más veces por semana puede provocar daños en el cerebro de los adolescentes y jóvenes adultos. Los daños causados incluirían deterioro cognitivo, problemas de atención y memoria y pérdida de nivel IQ. “Es necesario enfatizar que el uso regular de cannabis no es seguro pues puede llevar a provocar adicciones y daños neurocognitivos, especialmente entre los jóvenes”, advierten los autores del estudio.

Consumo en aumento.
El consumo de marihuana está en aumento en los EE.UU, en especial entre adolescentes y jóvenes adultos. Un estudio de 2012 mostró que el 6,5% de los estudiantes estadounidenses de secundaria fumaban marihuana a diario. En 1993, el porcentaje de fumadores era del 2,4%. Asimismo, un 31% de jóvenes adultos (18-25 años) habían consumido marihuana durante el último mes. Las personas que desarrollan una adicción a la marihuana pueden perder una media de seis puntos de IQ durante la edad adulta, según un estudio publicado recientemente por la Asociación Americana de Psicología. En España, la tendencia descendente registrada desde 2004 se quebró en 2012, cuando volvió a detectarse un aumento del consumo entre adolescentes. Según el estudio ETUDES (Encuesta Estatal sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias, 2012-2013), un 30% de adolescentes (14-18 años) habría consumido cannabis durante el último año.

Los estudios muestran que los consumidores regulares de marihuana experimentan significativos cambios en su estructura cerebral, en especial entre los consumidores adolescentes. Se han hallado anomalías en la materia gris (asociada a la inteligencia) de adolescentes de edades comprendidas entre 16 y 19 años que aumentaron su consumo de marihuana durante el último año. 

Marihuana más potente.
Algunas variantes de marihuana consumidas en la actualidad tienen niveles más elevados de Tetrahidrocannabinol (THC), el principio activo de la marihuana. El THC es responsable de la mayoría de los efectos psicológicos de la marihuana. Diversos estudios han demostrado que el uso regular de THC de alta potencia puede aumentar el riesgo a largo plazo de problemas agudos de depresión, ansiedad y psicosis. Podría decirse que la relación entre consumo de marihuana y patologías mentales iría en función de la frecuencia del consumo y de la potencia de la substancia. Desafortunadamente, los estudios realizados hasta ahora se basaban en consumo de marihuana con dosis de THC mucho más bajas que la marihuana que se consume habitualmente en la actualidad.



Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.