Especialidades Médicas- Miscelanea


Salir de noche
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 21 de junio 2017
¿Es prudente dormir menos de ocho horas cada veinticuatro? ¿Qué consecuencias tienen las salidas de noche que hacen cambiar el ritmo horario? El verano es una época que incita a la salida nocturna. La coincidencia del calor, las vacaciones y un aumento de la oferta lúdica, favorecen este incremento del horario trasnochador

Nuestro organismo está adaptado a un ritmo, de unas veinticuatro horas, que regula la relación entre el estar dormido y estar despierto. Otras regulaciones rítmicas son las de secreción hormonal, la temperatura del cuerpo y el ciclo menstrual. Cuando todos los ciclos rítmicos guardan su relación natural, se dice que están en fase, y el cuerpo se siente sano y descansado. Si algún ritmo se altera, por ejemplo si pasamos una noche sin dormir, algunos ciclos biológicos se interrumpen (p. ej: deja de segregarse hormona del crecimiento). Se dice entonces que los ritmos están fuera de fase.

"Lo correcto es dormir un mínimo de 8 horas
cada 24 y no pasar más de 16 horas sin dormir"

Una noche, o varias noches, sin dormir dejan fuera de fase muchos ritmos biológicos y hormonales. También es típico el trastorno llamado "jet lag" experimentado por personas que viajan en avión de este a oeste, o viceversa, y que atrasan o adelantan la fase. Los cambios de turno en el trabajo también provocan desórdenes.

Los síntomas típicos son: alteraciones del sueño, estado de ánimo depresivo, trastornos de concentración, somnolencia diurna, y alteraciones en las secreciones de las glándulas. Estos fenómenos son pasajeros en el caso de transgresiones horarias esporádicas, pero pueden ser duraderas si las personas cambian repetidamente sus ritmos de regulación noche – día. Lo correcto es dormir un mínimo de 8 horas cada veinticuatro, y no pasar más de 16 horas sin dormir. Si se efectúan transgresiones, que sean las menos posibles y que vayan seguidas de periodos de descanso para reacomodar el cuerpo a los ritmos normales.

"Una noche, o varias noches, sin dormir
dejan fuera de fase muchos ritmos biológicos y hormonales"

¿Sabías que...?

- La regulación de los ritmos biológicos se produce en la zona del cerebro denominada hipotálamo, que es algo así como el "termostato" regulador de la mayor parte de las actividades corporales.

- El hipotálamo, junto con la glándula hipófisis, da órdenes a las demás glándulas del cuerpo, las cuales regulan las respuestas de defensa y de protección.

- Las situaciones de estrés afectan el rendimiento del hipotálamo y de la hipófisis. La pérdida de horas de sueño actúa como desencadenante de estrés, y hace bajar las defensas generales.

- Los cambios en los ciclos de luz – oscuridad (p. ej: viajar al polo) despistan la regulación de los ciclos biológicos. Lo mismo sucede cuando se cambian los horarios de las comidas, o cuando se cambian los horarios de turno laboral.

- El "jet lag" causado por viajes transcontinentales en avión es más perturbador cuando se va de oeste a este, que al contrario.

- Las personas que sufren epilepsia deben cuidar de forma rigurosa las horas de sueño. La transgresión, en personas epilépticas, puede dar lugar a que se presenten ataques de la enfermedad.

- Las personas que sufren depresión, suelen presentar trastornos del sueño: despertar temprano, sueño superficial, etc. Deben consultar a sus médicos acerca de cómo regular los ritmos diarios, y de cómo mejorar la calidad del sueño.




Comentarios

Juan
2010-08-09 07:05:39
Si que es cierto lo de dormir adecuadamente y la relacion con los cambios de humor.... ¿y que hacemos los que estamos obligados por nuestra profesion (medicos) a manternernos en pie 24 horas (minimo) dando TODO a la sociedad?.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.