Especialidades Médicas- Investigacion


El lenguaje puede explicar la escasa memoria de los primeros años
6 de marzo 2002
Los niños suelen ser incapaces de acordarse de sucesos de sus primeros años de vida debido a que en este periodo no se posee las capacidades de lenguaje adecuadas para poder procesar totalmente la información y recordarla posteriormente

Los niños suelen ser incapaces de acordarse de sucesos de sus primeros años de vida debido a que en este periodo no se posee las capacidades de lenguaje adecuadas para poder procesar totalmente la información y recordarla posteriormente.

“Proponemos que una razón para la que no podamos recordar demasiado de nuestra primera infancia es que la primera memoria existe en un formato que difiere del formato de memoria que almacenamos como niños mayores y adultos,”afirma Harlene Hayne, un profesor asociado de psicología y director del Proyecto de Primer Aprendizaje de la Universidad de Otago en Dunedin, Nueva Zelanda.

Los investigadores llevaron a cabo un estudio para evaluar el fenómeno conocido como amnesia infantil, por el que las personas no suelen tener recuerdos de antes de los 3 o 4 años de edad. Mientras que Sigmund Freud teorizaba que las primeras memorias eran reprimidas, la psicología moderna sospecha que la inmadurez de la capacidad de procesamiento de la memoria podría ser la causa.

Este estudio consistió en jugar con niños de 27, 33 y 39 meses de edad a un juego concreto y hacer un seguimiento a los 6 meses y al año, pidiendo al niño que describiera verbalmente el juego reconociendo dibujos del mismo y finalmente replicándolo.

“La capacidad de los niños para dar una descripción verbal del juego se congelaba en el tiempo”, es decir, si un niño no conocía la palabra pelota en el momento de la prueba, pero había jugado con una, a pesar de conocer dicha palabra un año más tarde, era todavía incapaz de usar la palabra pelota para describir detalladamente la memoria.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.