Especialidades Médicas- Investigacion


Los genes y no la raza, son la mejor manera de analizar el efecto de un fármaco
30 de octubre 2001
Investigadores británicos han hallado que agrupar las personas en función de ciertos genes, más que por su raza, predice de forma más precisa cómo responderán estas personas frente a los fármacos prescritos

Investigadores británicos han hallado que agrupar las personas en función de ciertos genes, más que por su raza, predice de forma más precisa cómo responderán estas personas frente a los fármacos prescritos.

En la mayoría de los casos, las variantes genéticas, especialmente en los genes que codifican las enzimas que metabolizan los fármacos dentro del organismo, pueden ejercer una gran influencia sobre el efecto de un medicamento.

Los investigadores creen que la clasificación étnica habitualmente utilizada (como negros, caucasianos, asiáticos) es insuficiente y describe de forma inadecuada la estructura genética humana.

En este estudio se analizaron genes que metabolizan fármacos en ocho grupos de personas: bantú, etíopes, judíos Ashkenazi, armenios, noruegos, chinos, guineanos y afrocaribenos residentes en Londres. Los investigadores, sin tener en cuenta la raza o la étnica, clasificaron los participantes en grupos en función de sus genes.

Los resultados demostraron que el análisis genético es un sistema de clasificación más preciso que la raza o la etnia. Así se vio por ejemplo, que haber puesto todos los etíopes en el grupo de los “negros” hubiera sido incorrecto pues el 62% de los etíopes se clasificaron en el mismo grupo que la mayoría de judíos, noruegos y armenios. De hecho, únicamente el 24% de los etíopes se encontraban en el mismo grupo de los bantú y de la mayoría de afrocaribeños.

Los autores concluyen que las etiquetaciones étnicas y raciales no deberían usarse para clasificar los efectos de los fármacos en los ensayos clínicos.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.