Especialidades Médicas- Cirugia


Se practica el primer trasplante de células hepáticas de España
23 de mayo 2008
Este tipo de intervención se lleva a cabo cuando el hígado está demasiado deteriorado para el trasplante convencional.

El Hospital La Fe de Valencia realizó el martes pasado el primer trasplante de células hepáticas de España. El cuerpo de la paciente, una niña de 12 años, "estaba tan deteriorado que un trasplante de hígado convencional era imposible", manifestó ayer el jefe de la Unidad de Cirugía y Trasplante Hepático del centro, José Mir.
Esta técnica todavía está en una fase inicial, ya que solo se han llevado a cabo cuatro intervenciones de este tipo en todo el mundo, tres en Europa y una en Estados Unidos. El procedimiento consiste en implantar células hepáticas adultas de un donante en el órgano enfermo. Las células sanas alojadas son capaces de asumir las funciones que las enfermas no pueden.
Para la doctora Carmen Ribes, responsable del Servicio de Gastroenterología Pediátrica de La Fe, la niña intervenida era "la candidata ideal". La paciente padecía un déficit metabólico congénito en el ciclo de la urea por el que no toleraba bien las proteínas. Este transtorno le causaba descompensaciones tan fuertes que debía ingresar "cada dos días, con repercusiones graves en su sistema neurológico". La niña evoluciona de forma favorable y en el futuro realizará con normalidad actividades que hasta ahora no podía, como ir al colegio.

TRES MENORES MÁS
Las ventajas que ofrece el trasplante de células hepáticas son numerosas: no se necesita cirugía tradicional, un solo órgano tiene varios receptores, se utilizan hígados que no sirven para trasplantes y, lo que es más importante, los enfermos graves tienen una posibilidad de cura. El resultado de esta primera intervención ha supuesto un rayo de esperanza para numerosos enfermos. De momento, hay tres niños más que esperan turno.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.