Especialidades Médicas- Cardiologia


El invierno del hambre: estudian la asociación entre mortalidad y desnutrición durante el embarazo
30 de marzo 2015
El estudio evalúa los efectos del invierno del hambre en Holanda (1944-1945) en personas nacidas entre 1944 y 1947. Las circunstancias del invierno del hambre holandés de 1944-45 ofrecen una oportunidad única para estudiar los posibles orígenes fetales de enfermedades comunes adultos y los efectos de la malnutrición en toda una serie de enfermedades.

Hambre durante la gestación: estudio de sus efectos a largo plazo.
Los problemas alimenticios durante los primeros años de vida pueden afectar la salud del adulto, pero los estudios se ven limitados por la falta de muestras lo suficientemente amplias. Las circunstancias del invierno del hambre holandés de 1944-45 ofrecen una oportunidad única para estudiar los posibles orígenes fetales de enfermedades comunes adultos y los efectos de la malnutrición en toda una serie de enfermedades.

El estudio, publicado en la American Journal of Epidemiology, evaluó los efectos de la exposición al hambre (definida por la ingesta de 900 o menos calorías por día) sobre la mortalidad de personas nacidas en Holanda inmediatamente antes, durante o inmediatamente después del invierno del hambre de 1944-1945. Se estudió la mortalidad hasta los 63 años de edad un total de 41.000 hombres nacidos en Holanda entre enero de 1944 y diciembre de 1947. De estos, 22.952 nacieron durante el período del invierno del hambre en seis ciudades afectadas por la hambruna, mientras que el resto sirvió como grupo de control. Durante el período de seguimiento del estudio se contabilizaron 5.011 fallecimientos: un 39% a causa de cáncer, un 21% por afecciones cardíacas y un 29% por otras causas naturales (diabetes y patologías asociadas, afecciones circulatorias no cardíacas). Un 10% de fallecimientos se debieron a causas externas (accidentes de tráfico, autolesiones). No se detectó un aumento de mortalidad por cáncer o enfermedades cardiovasculares después de la exposición a la inanición durante la gestación, pero sí se detectó un aumento de mortalidad por otras causas naturales (diabetes, enfermedades del sistema circulatorio) y externas (accidentes, autolesiones) después de exposición a inanición durante el primer trimestre de gestación.

Estudios anteriores habían identificado una prevalencia de diabetes tipo 2 y un aumento en el índice de masa corporal tanto en hombres como en mujeres que habían sufrido inanición prenatal, pero hasta ahora no se habían obtenido resultados consistentes con respecto a las enfermedades cardiovasculares. Los datos parecen confirmar que el momento de mayor sensibilidad a factores ambientales se da durante el primer trimestre de gestación, mientras que la exposición al hambre de personas nacidas justo antes de la hambruna no parece tener impacto sobre la mortalidad a largo plazo de este grupo. Un estudio publicado en 2003 también identificó una mayor incidencia de esquizofrenia, así como de defectos neurológicos y casos de personalidad esquizoide, en niños afectados por la hambruna de 1944-1945 durante el segundo trimestre de gestación.

El invierno del hambre.
El hambre holandesa de 1944, llamada por los holandeses Hongerwinter, “invierno del hambre” tuvo lugar en la parte norte del país, que permaneció bajo ocupación alemana hasta abril de 1945. Como represalia por la cooperación de la red ferroviaria holandesa con el llamamiento a la huelga general del gobierno holandés en el exilio, en septiembre de 1944 los alemanes bloquearon el transporte de alimentos desde las zonas rurales. En noviembre hubo un levantamiento parcial del embargo, permitiendo el transporte de alimentos por ríos y canales, pero el invierno excepcionalmente gélido hizo que las vías fluviales se congelasen, lo que impidió el transporte de alimentos. La destrucción de diques y puentes y la inundación de campos dificultaron aún más la llegada de alimentos y combustible a las ciudades. El hambre afectó a 4,5 millones de habitantes, falleciendo entre 18 y 22.000 personas, en su mayoría personas de edad avanzada, directamente a causa del hambre o de complicaciones asociadas.


Fuente:   American Journal of Epidemiology


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.