Especialidades Médicas- Alergologia


Nanopartículas contra el asma alérgica
1 de julio 2016
Experimentan con partículas biodegradables para desactivar la reacción alérgica. Esta tecnología puede aplicarse a diversos tipos de alergias y asma, y está siendo probada en la actualidad en un modelo animal de alergia al cacahuete.

Según el autor principal del estudio, este método supone una forma novedosa, segura y efectiva a largo plazo para el tratamiento e incluso para la cura de pacientes con alergias respiratorias y alimentarias.

Aunque ésta tecnología ya había sido empleada en enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple y la celiaquía, es la primera vez que se emplea en enfermedades alérgicas

Es un “tratamiento universal”, pues, dependiendo de la alergia que se quiera eliminar, basta con introducir polen de gramínea o proteína de cacahuete en la nanopartícula. Estas nanopartículas están compuestas de un polímero que incluye ácido láctico y ácido glicólico y son consideradas inofensivas por el sistema inmunitario.

La nanopartícula cargada con un alérgeno es inyectada en el torrente sanguíneo de ratones pero el sistema inmunitario no “hace sonar la alarma” debido a que ve la partícula como restos inofensivos. Cuando la nanopartícula y su carga oculta son consumidos por un macrófago, éste presenta el alérgeno al sistema inmunitario como un elemento inocuo, con lo que el sistema inmunitario cancela su ataque contra el primero. En el experimento con ratones, se proporcionó proteína de huevo a ratones que habían sido modificados para ser alérgicos a la proteína y que por tanto ya tenían anticuerpos contra esta proteína. La exposición a la proteína provocó una respuesta alérgica similar al asma, pero el tratamiento con la nanopartícula anuló la respuesta alérgica, “reconfigurando” el sistema inmunitario de los animales. 

Este enfoque tiene un beneficio añadido:
al aumentar el número de células T regulatorias, que cumplen un papel importante para identificar como inofensivos a los alérgenos de las vías respiratorias, favorece un sistema inmunitario más equilibrado. Este método desactiva las células T (Th2) que desencadenan la reacción alérgica y aumenta el número de células regulatorias T.  

Fuente:   Northwestern University, EE. UU.


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.