Enfermedades - Sinusitis


Seis razones para vacunarse de la gripe
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 21 de octubre 2016
Si aún no está convencido de la eficacia, seguridad y utilidad de la vacuna contra la gripe, estas seis razones pueden hacerle cambiar de opinión al respecto


1. La gripe es una infección potencialmente grave

La gripe no es sólo un resfriado de nariz ni unas molestias digestivas. Es una infección seria que puede producir complicaciones como la neumonía. La gripe representa la sexta causa de muerte en los países industrializados y el grupo de edad más gravemente afectado es el de los mayores de 65 años de edad, especialmente si padece enfermedades crónicas.


2. La gripe puede ser muy peligrosa para los mayores de 65 años

Los mayores de 65 años deberían vacunarse contra la gripe cada año, a menos que sean alérgicos al huevo. También es una buena recomendación para los que tienen enfermedades crónicas y para los que se encuentran en contacto estrecho y frecuente con ancianos o enfermos crónicos.


3. La vacuna es segura y ayuda a proteger a los demás

La vacuna de la gripe es segura y efectiva. Cuando uno se vacuna se protege a sí mismo y los de su alrededor. Evitar contagiarse de la gripe, ayuda a no contagiar a familiares y amigos


4. La gripe leve es menos gripe

Aún cuando uno se haya vacunado puede padecer la gripe. Pero la fiebre, los escalofríos, el dolor de cabeza, los dolores musculares, la tos y todos los síntomas son más leves; y el riesgo de complicaciones es menor.


5. La vacuna se administra gratuitamente

Los servicios nacionales de salud, la Seguridad Social en España, administra gratuitamente la vacuna de la gripe en sus ambulatorios y centros de salud. Solo hay que dirigirse al médico y pedírsela dentro de la temporada de vacunación que suele ser durante el mes de ocrubre y a principios de noviembre.


6. Los antibióticos no son eficaces contra la gripe

Los antibióticos no tienen ningún tipo de eficacia frente al virus de la gripe. Solamente son útiles en algunos pacientes cuando aparece alguna complicación de tipo infeccioso producida por bacterias, por ejemplo neumonía, otitis o sinusitis.
Existen algunos fármacos antivíricos que pueden ser utilizados para tratar la gripe, pero deben ser administrados dentro de las primeras 24-48 horas desde el inicio de los síntomas. Estos fármacos son capaces de reducir la duración de la fiebre y otros síntomas y permiten una recuperación más rápida de la enfermedad y un retorno más rápido a las actividades diarias. El médico puede prescribirlos en algunos casos.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.