Enfermedades - Sarampion


Vacunaciones y consejos médicos para viajeros
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 4 de julio 2016
Los viajes intercontinentales suponen un cambio importante en las condiciones medioambientales, en especial cuando se viaja a zonas del Tercer Mundo, donde muchas enfermedades erradicadas en los países industrializados constituyen aún un problema de salud

En los últimos años ha aumentado mucho la frecuencia con que la población realiza viajes internacionales, lo que ha comportado un aumento del número de enfermedades infecciosas importadas, que en algunos casos llega a afectar anualmente al 25% de la población viajera, aunque por fortuna casi siempre se trata de enfermedades banales, en especial la llamada “diarrea del viajero”, siendo las enfermedades más graves mucho menos frecuentes, especialmente si se siguen las medidas profilácticas recomendadas.

Existe una serie de consejos generales que deben tenerse presentes durante los preparativos del viaje:

- es aconsejable usar ropa cómoda y adaptada a la climatología del país adonde se va a viajar

- el calzado debe ser cómodo

- hay que evitar el contacto directo de los pies con el suelo

- no son aconsejables las sandalias y zapatos descubiertos si se tiene previsto adentrarse en zonas de bosques y pantanos

- ir con los pies descalzos expone a picaduras de insectos y a la penetración de parásitos y larvas.

Si se va a viajar a zonas calurosas hay que tomar precauciones para evitar el golpe de calor, se aconseja usar:

- gafas de sol
- sombrero 
- cremas solares con factor de protección elevado, del 15 o superior.

Los viajeros que se dirijan a países no industrializados, donde no puede garantizarse la potabilidad del agua deben guardar unas normas de seguridad en el consumo de agua y alimentos, pues las aguas contaminadas pueden ser vehículo de trasmisión de muchas enfermedades:

- las bebidas que se consuman deben ser siempre embotelladas, de marca conocida y abiertas delante de uno mismo

- también se aconseja el uso de agua embotellada para realizar la higiene dental y de la cara

- las frutas deben pelarse bien, y justo antes de consumirlas

- no es aconsejable el consumo de helados o zumos de fruta de los puestos callejeros, así como tampoco de cubitos de hielo en las bebidas

- se puede consumir el agua de coco

- las carnes, los pescados y mariscos deben estar bien cocidos, evitando su consumo crudo o macerado (en adobo)

- se debe evitar comer ensaladas si no se tiene la seguridad de que han sido correctamente lavadas con agua embotellada

- no deben consumirse productos lácteos que no tengan garantía de pasteurización.

Existen varias maneras de potabilizar el agua. Si el agua no es corriente es  necesario filtrarla previamente. En el comercio se encuentran filtros portátiles destinados a este fin. Una vez filtrada el agua debe hervirse durante unos 20 minutos. Otro método es usar tintura de yodo al 2%, a dosis de cinco gotas por litro de agua; la tintura de yodo, a diferencia de las pastillas de cloro comercializadas, es activa también contra los quistes de ameba. Esta medida no debe usarse por períodos prolongados, para evitar una ingesta excesiva de yodo, en especial en individuos con antecedentes de enfermedades del tiroides, o en embarazadas.

Diarrea del viajero

Aunque los consejos anteriores van encaminados a evitar la diarrea del viajero, a veces ésta es inevitable. A pesar de estar demostrada la efectividad de los tratamientos utilizados en la prevención de la diarrea del viajero, no es recomendable su uso de forma indiscrimada a todos los viajeros, debido a la posibilidad de efectos secundarios importantes y porque induce la aparición de resistencias bacterianas. Solo se recomienda la quimioprofilaxis en

pacientes inmunodeprimidos personas con acidez gástrica disminuida viajes cortos en circunstancias especiales, por ejemplo deportistas de elite. La profilaxis, cuando está indicada consiste en la administración de subsalicilato de bismuto a dosis de 526 mg/6 h, el tratamiento es efectivo durante unas tres semanas.

“La quimioprofilaxis solo está recomendada en  personas inmunodeprimidas o con menor acidez gástrica y en viajes cortos en circunstancias especiales”

Normalmente la diarrea es de carácter leve, con deposiciones acuosas y cura con tratamiento puramente sintomático; Son síntomas de gravedad la  aparición de sangre, moco o pus con las heces, y la fiebre elevada. En estos casos esta contraindicada la administración de un fármaco antidiarreico, tipo loperamida, y debe acudirse a un centro sanitario lo antes posible. De no haber posibilidad de asistencia médica se puede iniciar tratamiento antibiótico con cotrimoxazol o ciprofloxacina.

Si el viajero se desplaza a una zona endémica de cólera y ocurre un brote epidémico durante su estancia, se deben extremar las medidas de control sobre el agua y los alimentos, y si hay riesgo de contagio puede estar indicada la administración, con carácter profiláctico, de 3 comprimidos a la vez de 100 mg de doxicilina  en una sola toma, medida que proporciona protección durante 10-14 días. No debe tomarse en caso de embarazo, siendo recomendable abandonar la zona lo antes posible.

Las zonas de cólera deben ser conocidas antes de iniciar el viaje; la OMS edita un boletín epidemiológico conteniendo esta información, que se actualiza regularmente y puede ser consultado a través de Internet (http://www.who.ch/programmes/pll/emc/spanish). Este boletín informa de las zonas infectadas de cólera, peste y fiebre amarilla.

Ríos, lagos y mar

Los baños en ríos y lagos pueden trasmitir parásitos, estos abundan en el Nilo y grandes lagos, no siendo aconsejable el baño en agua dulce si no hay seguridad de que no existen parásitos en sus aguas. En las piscinas tratadas químicamente no hay peligro en este aspecto.

En los baños en agua salada no hay riesgo de contraer infecciones. Las medusas, anémonas y corales pueden producir irritaciones en la piel. En el caso de la picadura de medusas, debe lavarse bien la zona con agua de mar y a continuación aplicarse vinagre. Se recomienda usar zapatos de goma para andar y nadar por zonas coralíferas.

No está indicada la administración de antibióticos  a no ser que aparezcan síntomas de infección.

Algunos peces marinos pueden provocar picaduras mediante aguijones, que están recubiertos de una vaina venenosa. Principalmente son el “pez raya”, que vive en aguas arenosas y poco profundas, el pez escorpión y el “pez roca”, que viven preferentemente en las zonas coralíferas. Su picadura produce un dolor intenso que dura varias horas; debe procederse a la succión y limpieza de la herida, extrayendo los resto de aguijón y aplicar en la zona afectada agua caliente a 45ºC, durante 30-60 minutos, hasta conseguir el alivio del dolor, esta medida también es útil para desactivar el veneno. Se pueden administrar analgésicos, antihistamínicos y antiinflamatorios por vía oral, según la intensidad de los síntomas. No está indicada la administración de antibioticos a no ser que aparezcan síntomas de infección.

Picaduras de insecto

Es recomendable el uso de medidas de protección contra los insectos, tanto de día como de noche, pues algunos mosquitos transmisores de enfermedades (como el dengue), pican durante el día.

Durante el día la ropa y el calzado debe cubrir la máxima cantidad de piel posible. Pueden ser útiles los productos repelentes de insectos aplicados sobre las zonas de la piel sin cubrir. Durante la noche el uso de una mosquitera en la cama es una medida eficaz.

Picaduras de serpiente          

A fin de evitar las picaduras de serpiente, es aconsejable no andar con los pies descalzos por caminos mojados y de mala visibilidad, no hurgar con las manos, o con bastones en grietas o agujeros, o zonas rocosas cubiertas de plantas, esto es importante, ya que las serpientes no suelen atacar si no se ven amenazadas, y la mayoría de mordeduras no son lo suficiente profundas para llegar a inyectar suficiente cantidad de veneno como para tener consecuencias graves.

El torniquete debe ser lo suficientemente flojo
para conservar el pulso arterial.

En caso de mordedura de serpiente debe limpiarse la herida y aplicar un torniquete, pero lo suficientemente flojo para conservar el pulso arterial. El paciente debe estar lo más quieto posible, para retrasar la absorción del veneno. La succión de éste es eficaz si la mordedura se ha producido menos de 5 minutos antes. Hay que evitar el frío local que puede agravar la isquemia y llevar al paciente al hospital lo antes posible aunque la mordedura parezca de poca importancia.

Vacunas recomendadas a los viajeros

En cuanto a las vacunas recomendadas a los viajeros, antes de iniciar ninguna inmunización específica para el viaje, hay que asegurarse que el viajero está correctamente vacunado según la normativa vigente, y de no ser así proceder a administrar las vacunas pertinentes.

Deben diferenciarse dos grupos de riesgos muy diferentes. El grupo de viajeros de bajo riesgo son los viajeros con una estancia inferior a 2-3 semanas, en zonas urbanas, que pernoctan en hoteles dentro de las rutas turísticas habituales. En estos casos es suficiente la vacuna de la fiebre amarilla y considerar la vacuna de la hepatitis A en viajeros de menos de 40 años con estancias mayores de 2-3 semanas. La vacuna de la fiebre amarilla es necesaria en África subsahariana hasta África Austral y en Latinoamérica desde el canal de Panamá hasta el norte de Argentina. La vacuna esta contraindicada en embarazadas y niños menores de nueve años. Confiere inmunidad durante diez años.

El grupo de alto riesgo lo constituyen los viajeros de estancia de más de tres semanas, y aquellos que se desvían de las rutas turísticas habituales a áreas rurales. En estos casos debe añadirse a las anteriores la vacuna de la hepatitis B y de la fiebre tifoidea, especialmente si se viaja al continente indio.

En algunos casos puede ser aconsejable administrar la vacuna antirrábica, por ejemplo en viajes prolongados a zonas donde no se puede disponer de vacuna antirrábica en caso de mordedura, y especialmente en personas de riesgo como son veterinarios, zoólogos, espeleólogos etc. Los países donde la rabia es aún un problema de salud importante son Bangladesh, Bolivia, China, Ecuador, Etiopía, México, India, Filipinas y Tailandia

La vacuna contra la meningitis A y C es necesaria en personas que viajen a zonas endémicas por períodos de tiempo superiores a cuatro semanas, especialmente si pretenden residir en zonas rurales y en estrecho contacto con la población local. Se consideran endémicas el norte de la India, Nepal, Bhutan, Pakistán y el Africa subsahariana.

La vacuna contra a encefalitis japonesa solo está indicada en viajeros que se desplacen por largos periodos a zonas rurales de Corea el Norte, norte de Tailandia, Nepal y China. La enfermedad se trasmite a través de mosquitos, y la infección es mucho más frecuente entre los meses de Mayo a Octubre.

En los niños debe asegurarse un correcto cumplimiento
del caledario vacunal de acuerdo con la legislación establecida.


A pesar de que la OMS no aconseja la vacunación contra el cólera como medio eficaz para controlar la propagación de la enfermedad, ni en situaciones endémicas, ni epidémicas, algunos países exigen la posesión del certificado de vacunación contra el cólera. Estos países son: Leshoto, Pakistán, Somalia,y Sudán. La eficacia de la vacuna es muy limitada, pues solo ofrece una protección del 50% y durante menos de seis meses. El mejor método para prevenir la enfermedad consiste en tomar las máximas precauciones en cuanto a higiene alimentaria.

En los niñosdebe asegurarse un correcto cumplimiento del caledario vacunal de acuerdo con la legislación establecida. En muchos países del tercer mundo el riesgo de contraer el sarampión es alto, y debe administrarse la vacuna antes del viaje. También es aconsejable la vacunación contra la hepatitis B en estancias prolongadas. La vacuna de la fiebre amarilla tiene las mismas indicaciones que los adultos, pero solo puede darse a niños mayores de 9 meses de edad. La vacuna antimeningocócica se administra a partir de los 2 meses de edad en viajes a zonas endémicas. La vacuna antitifoidea esta contraindicada en menores de un año.

Indicaciones de la profilaxis antipalúdica

La medida más eficaz de profilaxis antipalúdica es ser consciente de las situaciones que suponen un riesgo de infección y llevar a cabo una protección eficaz. Si bien el paludismo puede contraerse a pesar de haber realizado una correcta profilaxis antipalúdica, la infección siempre será mucho menos grave.

La forma mas grave de paludismo, la producida por el Plasmodium falciparum, puede ser mortal si el tratamiento no se aplica de forma precoz. Debe pensarse en esta posibilidad y consultar sin demora a un médico siempre que aparezca fiebre no explicada u otros síntomas sospechosos de paludismo desde una semana después de llegar a una zona endémica hasta dos meses, o incluso más, después de abandonar la zona.

Deben extremarse las medidas de protección contra las picaduras, evitar la ropa con colores oscuros y los perfumes, pues atraen a los mosquitos. Se aconsejan repelentes individuales a base de dietiltoluamida (DEET), en concentraciones mínimas del 30%, y no superiores al 50%. Nunca deben aplicarse concentraciones superiores al 15% en niños menores de cinco años. También puede ser útil el uso de mosquiteras, que puede impregnarse de insecticida.

El fármaco adecuado para llevar a cabo la protección antipalúdica depende de la zona donde se va a realizar el viaje; antes se administraba siempre cloroquina, pero la aparición de cepas resistentes en algunas zonas ha hecho necesario recurrir a otros fármacos en determinadas situaciones.

El fármaco adecuado para llevar a cabo la protección anitpalúdica  
depende de la zona donde se va a realizar el viaje.

Los fármacos usados son: la Cloroquina, el Proguanil, la Mefloquina y la Doxicilina. La profilaxis debe comenzar una semana antes de iniciar el viaje, y en el caso del proguanil y la doxicilina el día antes. Los medicamentos deben tomarse con estricta regularidad durante toda la estancia en la zona de riesgo y continuar hasta cuatro semanas después de acabar la estancia.

Las mujeres embarazadas deben evitar viajar a zonas endémicas de paludismo a no ser que sea totalmente imprescindible. La enfermedad aumenta el riesgo de mortalidad materna, aborto y bajo peso al nacer. De ser inevitable el viaje deben realizar el tratamiento profiláctico que les recomienden. La doxicilina esté totalmente contraindicada. Las mujeres en edad fértil deben evitar el embarazo durante los dos meses siguientes a la finalización de la profilaxis con mefloquina y una semana en el caso de la doxiciclina.

Los niños deben permanecer bajo la protección de mosquiteras desde el atardecer hasta el amanecer siempre que sea posible. Debe administrarse profilaxis antipalúdica incluso a los bebes alimentados con leche materna, aunque la madre haya tomado también tratamiento profiláctico. No debe administrarse doxicilina a niños menores de ocho años.

Viajeros con el VIH

Las personas afectadas de sida o infectadas por el virus VIH pueden ver restringida su entrada en algunos países para estancias superiores a un mes. Es aconsejable consultar al consulado o embajada correspondiente respecto a ello.

Los viajeros afectados de sida o VIH tienen más riesgo de contraer infecciones que la población general, por ello es aconsejable que extremen las medidas de higiene alimentaria y las precauciones contra picaduras de mosquitos. De aparecer síntomas sugestivos de una diarrea del viajero debe iniciarse tratamiento antibiótico de inmediato.

Los viajeros afectados de sida o VIH tienen más riesgo
de contraer infecciones que la población general.

Los pacientes afectos de esta enfermedad pueden tener peor respuesta a las vacunas, y por otra parte pueden requerir alguna vacuna extra. Las recomendaciones vacunales deben individualizarse en cada caso, según el estado inmunitario del paciente, la zona geográfica a la que se viaja y las condiciones del viaje. Están contraindicadas las vacunas con microorganismos virus. Se recomienda realizar una prueba de la tuberculina antes y después de finalizar el viaje.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.