Enfermedades - Infertilidad


La endometriosis
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 11 de marzo 2010
La endometriosis es una enfermedad de causa desconocida que afecta a mujeres en edad reproductiva y que suele diagnosticarse entre los 25 y los 35 años de edad

¿Qué es la endometriosis?

El término endometriosis proviene de endometrio, palabra que designa el tejido que recubre el útero. El tejido endometrial se acumula durante el ciclo menstrual y en caso de no producirse embarazo es eliminado en forma de pérdida sanguínea (la regla o menstruación).

Las mujeres afectadas de endometriosis desarrollan un tejido similar al endometrial en otros órganos dentro de la pelvis o en la cavidad abdominal. Cada mes, este tejido que se halla fuera de su ubicación normal responde a los efectos de las hormonas que participan en el ciclo menstrual, por lo que la mujer sangra internamente. Esta sangre que no es eliminada al exterior provoca la inflamación de los tejidos que rodea e incluso cicatrices o quistes.

¿Qué mujeres tienen mayor riesgo de padecerla?

Aunque se desconoce la causa de la endometriosis si se sabe cuáles son sus factores de riesgo:

- mujeres que tienen un familiar de primer grado (madre, hermana, hija) con la enfermedad.

- mujeres que tienen su primer hijo después de los 30 años.

- mujeres de raza blanca.

- mujeres con un útero anormal.

¿Qué órganos suele afectar?

La localización más frecuente de estos implantes anormales de endometrio son los ovarios, aunque también se pueden hallar en: trompas de Falopio, ligamentos que sostienen el útero, vagina, recto, superficie externa del útero y revestimiento de la cavidad pélvica.

Ocasionalmente, la endometriosis puede afectar: intestinos, vejiga, cuello uterino, vulva y cicatrices secundarias a operaciones quirúrgicas abdominales.

¿Cómo se manifiesta?

Los síntomas más comunes de la endometriosis son:

- Dolor, especialmente durante la menstruación, en el abdomen o en la zona lumbar de la espalda.

- Dolor durante el coito (dispareunia).

- Flujo menstrual abundante.

Infertilidad

- Fatiga

- Durante la menstruación, dolor al orinar o defecar.

- Alteraciones gastrointestinales como náuseas, diarrea o estreñimiento.

Cabe destacar que el grado de dolor no se corresponde necesariamente con la severidad de la enfermedad, es decir, algunas mujeres con endometriosis leve experimentan mayor dolor que mujeres con endometriosis importante.

¿Cómo se diagnostica?

Los resultados de la historia clínica y de la exploración física (incluyendo un examen pélvico) pueden hacer sospechar al ginecólogo de la posible existencia de endometriosis. Para asegurar este diagnóstico es necesaria la práctica de una laparoscopia.

La laparoscopia es una pequeña intervención quirúrgica que consiste en la introducción a través del abdomen de un delgado tubo compuesto de una lente y una luz (laparoscopio). De esta forma el ginecólogo visualiza el interior de el área pélvica pudiendo determinar la existencia de implantes de endometrio, su localización, su grado y su tamaño.

El ginecólogo puede requerir además otras pruebas complementarias como la biopsia, la ecografía, la resonancia magnética, o la tomografía computerizada.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento de la endometriosis tanto médico como quirúrgico está en función del estado de salud de la mujer, de su sintomatología, del grado de la enfermedad, de su tolerancia a ciertos fármacos o intervenciones y de su deseo o no de tener hijos.

Las siguientes medidas pueden contribuir a aliviar el dolor de la endometriosis:

- Descanso y relajación.

- Baños tibios.

- Practicar ejercicio regularmente.

Evitar el estreñimiento.

- Colocarse una esterilla eléctrica o una bolsa de agua caliente sobre el abdomen.



Comentarios

Karina
2010-03-11 15:30:31
Muy interesante y bien explicado, de facil entendimiento.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.