Enfermedades - Glaucoma


Cómo evitar las caídas
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 8 de marzo 2011
En los adultos de más edad, las caídas producen con frecuencia fracturas óseas y otras lesiones que pueden iniciar una cadena de acontecimientos que conducen a una disminución de la calidad de vida, aislamiento y pérdida de la capacidad de vivir de forma independiente

Cuando alguien se cae, se levanta lo más aprisa que puede, se limpia el polvo y mira a su alrededor por si alguien le ha visto. Si su caída ha pasado desapercibida, el ego personal no se resiente. Pero con la edad, una caída puede representar la fractura de algo más que el propio ego. En los adultos de más edad, las caídas producen con frecuencia fracturas óseas y otras lesiones que pueden iniciar una cadena de acontecimientos que conducen a una disminución de la calidad de vida, aislamiento y pérdida de la capacidad de vivir de forma independiente.

Una de cada tres personas de más de 65 años se cae al menos una vez al año. Aunque la mayoría no sufre lesiones de importancia, el miedo a una nueva caída limita su forma de vida. Eso es justo lo que no se debe hacer. La actividad, el sentido común y la adaptación del domicilio pueden ayudar a prevenir las caídas y sus potencialmente graves consecuencias.

"Con una combinación de ejercicio,

técnicas de mejora del equilibrio

y algunas sencillas medidas de prevención en casa,

se pueden evitar muchas caídas"

Numerosos factores de riesgo

Una de las razones de la mayor frecuencia de caídas en los ancianos es la pérdida del sentido del equilibrio y el mayor tiempo de reacción. Con frecuencia es difícil evitar un obstáculo en el camino o adaptarse rápidamente a un cambio en la superficie por la que se camina.

Las medicaciones también pueden afectar al equilibrio y a la percepción. El riesgo de caída puede aumentar si la persona toma diuréticos, sedantes, fármacos antihipertensivos o medicaciones para ciertas enfermedades psicológicas. Además, los adultos de más edad suelen estar afectados por enfermedades que aumentan el riesgo de caídas, por ejemplo:

·          Poca visión: las cataratas, la degeneración macular y el glaucoma pueden afectar a la percepción o dificultar la visión de los obstáculos.

·          Enfermedades de la marcha y el equilibrio: el ictus, la enfermedad de Parkinson y el hipertiroidismo, entre otras enfermedades, pueden afectar al equilibrio y a la capacidad de andar. También puede afectar la debilidad y la mala condición física.

·          Enfermedades cardiovasculares: la insuficiencia cardíaca congestiva, las arritmias u otras enfermedades que afecten al corazón o a los vasos sanguíneos pueden provocar desmayos o conducir a una vida inactiva.

·          Enfermedad pulmonar: un enfisema puede dificultar la capacidad de desenvolverse con normalidad. La inactividad reduce el tono muscular y el equilibrio,.

·          Enfermedades que afectan a las extremidades inferiores: la artritis, los problemas en los pies, la debilidad muscular o una neuropatía periférica (lesión nerviosa que puede producir inestabilidad y hormigueos, debilidad y dolor en los pies o las manos) pueden afectar a la coordinación o conducir a una vida inactiva.

·          Enfermedades de la vejiga: la incontinencia o la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente de noche, puede provocar caídas al levantarse demasiado rápido (por descenso de la presión arterial) o al andar medio dormido hacia el baño o con la luz apagada.

·          La depresión, la ansiedad y la demencia son otras enfermedades que pueden causar caídas. El consumo de alcohol, aún en cantidades moderadas, puede producir caídas en algunas personas, especialmente cuando se asocia a otras enfermedades o a la toma de medicamentos.

"Una de las razones de la mayor frecuencia de caídas

en los ancianos es la pérdida del sentido del equilibrio

y el mayor tiempo de reacción"

Exteriorice sus preocupaciones

Consulte a su médico. Él le realizará una revisión de su agudeza visual, de las medicaciones que está tomando y si es necesario las cambiará por otras. Asimismo, evaluará su equilibrio y sus movimientos al andar. Puede ser necesaria la fisioterapia o puede recomendarle el uso de un bastón.

Las habilidades se "oxidan"

Con una combinación de ejercicio, técnicas de mejora del equilibrio y algunas sencillas medidas de prevención en casa, se pueden evitar muchas caídas.

Lo más recomendable es caminar. Caminar es una técnica "aprendida" que si se deja de practicar, se "olvida". Cuando esto ocurre, la coordinación y el equilibrio empeoran, no se corrigen los defectos y se pierde la práctica. Hay que caminar de forma regular para no olvidarse de caminar. Los ejercicios en el agua, en centros especialmente preparados, también ayudan en gran medida a prevenir de las caídas. Además, estas actividades se pueden realizar en grupo, añadiendo así el beneficio de las relaciones sociales.

Mejore su equilibrio

Una simple técnica consiste en sostenerse alternativamente sobre una sola pierna durante periodos cortos de tiempo. Si cree que puede caerse, apóyese en una silla mientras realiza este ejercicio.

La milenaria técnica del Tai Chi es beneficiosa para los músculos  y las articulaciones, ya que los relaja y los contrae suave y lentamente. Se ha demostrado que esta técnica una de las formas más efectivas de prevenir caídas en los adultos de más edad.

"Una de cada tres personas de más de 65 años

se cae al menos una vez al año"

Peligros en casa

Algunos de los cambios que pueden realizarse en el propio domicilio para mayor seguridad y reducir al máximo el riesgo de caídas son:

·          En el salón: asegúrese de que los cables eléctricos y del teléfono no estén por el suelo. Los muebles deben colocados de forma que no sean un obstáculo. Deshágase de cualquier alfombrilla y fije bien las alfombras grandes en el suelo. Compre sillas y butacas de las que sea fácil levantarse.

·          Cocina: elimine también las alfombrillas. Use una escalerilla para alcanzar objetos de estanterías altas o ponga las estanterías más bajas. Retire los cables del suelo para no tropezar con ellos.

·          Baño: instale asideros en la bañera y cerca de la taza del inodoro. Ponga alfombrillas antideslizantes en el suelo y en la bañera. Un plato de ducha es más seguro que una bañera. También puede instalarse un asiento o utilizar uno que pueda mojarse para ducharse sentado.

·          Dormitorio: instale interruptores cerca de la cama y una lámpara (puede dejarla encendida durante la noche) entre el dormitorio y el baño. Asegúrese que llega a descolgar el teléfono desde la cama. Al levantarse de la cama, hágalo con lentitud para evitar mareos. El pijama o camisón debe ser lo suficientemente cortos como para no pisárselos.

·          Escaleras y pasillos: son espacios que deben estar bien iluminados. Asegúrese de que la alfombra está bien fijada al suelo y deshágase de las alfombrillas. Instale pasamanos en ambos lados de las escaleras. Ponga cinta de color en los cantos de los escalones para hacerlos más visibles.

Otros consejos para evitar las caídas en casa incluyen el uso de zapatillas planas y con suela de goma para evitar resbalones y comprar un teléfono inalámbrico para llevarlo siempre encima y no tener que correr para descolgarlo cuando llaman. Si está preocupado porque al caerse no cree que sea capaz de levantarse, considere contratar un servicio de emergencia personal.




Comentarios

pip3x
2009-08-07 08:23:34
yo quiero saber que se ase cuando uno se cae en escalera


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.