Enfermedades - Conjuntivitis


Artritis psoriásica
Autor: Dra. Mercè Piera - 10 de enero 2001
La artritis psoriásica es un tipo específico de artritis que se desarrolla en el 10-30% de las personas que padecen psoriasis

La artritis psoriásica es un tipo específico de artritis que se desarrolla en el 10-30% de las personas que padecen psoriasis. Este amplio rango es debido a la dificultad de hacer un diagnóstico preciso de artritis psoriásica, especialmente en sus formas moderadas.

La artritis psoriásicas puede iniciarse lentamente con síntomas moderados o desarrollarse rápidamente. Los síntomas incluyen:

Rigidez, sensibilidad, dolor e inflamación de las articulaciones y del tejido blando que rodea a las mismas Menor movilidad Rigidez y fatiga matutinas Cambios en las uñas, como punteado (pocillos) o levantamiento de las uñas, (se hallan en el 80% de las personas con artritis psoriásica) Dolor y rojez de los ojos, como en la conjuntivitis Las articulaciones comúnmente afectadas por la artritis psoriásica son las muñecas, rodillas, tobillos, zona lumbar y cuello.

La artritis psoriásica puede desarrollarse a cualquier edad, aunque en la mayoría de los casos suele aparecer entre los 30 y los 50 años y afecta por igual a ambos sexos.

Se reconocen 5 tipos de artritis psoriásica:

Artritis simétrica: Esta forma de artritis psoriásica es muy parecida a la artritis reumatoide aunque presenta menos deformidad. Suele afectar a múltiples articulaciones pares simétricas. Cerca del 50% de las personas con esta forma de artritis psoriásica desarrollara varios grados de enfermedad destructiva progresiva que puede llegar a ser incapacitante. Artritis asimétrica: La artritis asimétrica suele implicar únicamente de una a tres articulaciones y no tiene lugar en las mismas articulaciones de ambos lados del cuerpo. Puede afectar a cualquier articulación, como la rodilla, cadera, tobillo o muñeca e incluso a un único dedo o a varios de ellos. Los dedos de pies y manos parecen “salchichas” debido a la hinchazón e inflamación de los tendones. La articulación afectada puede estar caliente, sensible y roja. Las personas con artritis asimétrica pueden experimentar dolor articular de forma periódica que suele responder al tratamiento médico. Esta forma es generalmente moderada, aunque en algunos casos llegará también a ser incapacitante. Artritis exclusiva de las interfalángicas distales: Esta forma de artritis ocurre solamente en cerca del 5% de las personas con artritis psoriásica. Afecta principalmente a las articulaciones distales (las más cercanas a las uñas) de dedos de pies y manos. En ocasiones se confunde con la osteoartritis, aunque en esta forma de artritis psoriásica los cambios en las uñas suelen ser prominentes. Espondilitis: En cerca del 5% de los afectados, el síntoma predominante es la inflamación de la columna vertebral. La inflamación junto a la rigidez de cuello, zona lumbar, zona sacroilíaca son síntomas comunes en un gran número de pacientes, haciendo dificultosa y dolorosa la movilidad. Se puede hallar enfermedad periférica en manos, brazos, caderas, piernas y pies. Cuando la espondilitis es severa puede asociarse a síntomas generalizados. Artritis mutilante: Esta es una artritis severa, deformante y destructiva que afecta a menos del 5% de personas con artritis psoriásica. Incide principalmente en las articulaciones pequeñas de manos y pies, aunque se asocia con frecuencia a dolor en la zona lumbar de la espalda o el cuello. Este tipo puede progresar durante meses y años. Los brotes y remisiones de la artrosis tienden a coincidir con los brotes y remisiones cutáneos. El tratamiento de la artritis psoriásica se basa en la administración de fármacos antiinflamatorios no esteroideos como la fenilbutazona, indometacina, diclofenaco, naproxeno o piroxicam.

También se han conseguido buenos resultados para la remisión de la artritis con sales de oro, tratamiento utilizado en la artritis reumatoide. Otro fármaco efectivo es el metotrexate, el cual constituye la medicación sistémica más frecuentemente prescrita en los casos de psoriasis severa e incapacitante. Debido a los posibles riesgos asociados al uso de metotrexate, se requiera un cuidadoso control durante el tratamiento con el mismo.

Es recomendable el reposo en los períodos de brote.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.