Enfermedades - Conjuntivitis


Es temporada de rinitis alérgica
Autor: Dr. Salvador Giménez - 22 de mayo 2003
La rinitis alérgica es una enfermedad muy común afecta a millones de personas en todo el mundo, alrededor del 10 al 20% de la población general sufre esta patología.

El 70 % de los pacientes con rinitis alérgica  presenta congestión nasal (nariz tapada), estornudos en salva (estornudos en serie), intenso prurito nasal (picor) y secreción nasal abundante. Son síntomas parecidos a los que se producen en un resfriado común. También puede producir conjuntivitis, párpados hinchados, lagrimeo, faringitis y epistaxis (hemorragia por las fosas nasales). En ocasiones puede ocasionar una disminución del sentido del olfato y del gusto. La rinitis alérgica es una enfermedad muy común afecta a millones de personas en todo el mundo, alrededor del 10 al 20% de la población general sufre esta patología.

Son síntomas parecidos a los que se producen en un resfriado común.

La rinitis alérgica es cualquier proceso inflamatorio de la mucosa nasal, que se produce a causa de una reacción del sistema inmunológico frente a distintas sustancias denominadas alergenos (polen, ácaros del polvo, caspa de animales domésticos, esporas de mohos...). Suele ser muy persistente y dar síntomas cada día, aunque dependiendo de la causa (alergeno) que produce la inflamación puede dar sólo síntomas en temporadas concretas. Estos alergenos, para el resto de la población que no sufre esta enfermedad, no son perjudiciales ni desencadenan los síntomas típicos de la patología.

Se distinguen distintos tipos de rinitis alérgica:

-          Rinitis estacional: producida generalmente por el polen (polen de gramíneas, de pino, de parietaria, de artemisa...). De esta manera los síntomas se intensifican cuando aumenta la cantidad de polen en el aire que suele coincidir con la estación primaveral. Presenta una mayor incidencia entre los 20 y los 30 años de edad.

-          Rinitis perenne: producida por distintos alergenos como los ácaros del polvo doméstico, epitelios de animales domésticos y esporas de mohos. Es una rinitis crónica o lo que es igual que se produce en cualquier época del año. Aparece con mayor frecuencia entre los 30 y los 40 años.

Profilaxis

Se deben tomar medidas de control ambiental para evitar las causas que producen la alergia. Aconsejamos:

-          Si existe alergia al polen evitar las salidas al campo en días de mayo y junio con sol y viento. Si es posible evitar salir los días de alto riesgo, es decir aquellos que tienen una alta concentración de polen en el aire, como son los días secos, con viento y calurosos.

Evitar salir los días de alto riesgo, es decir aquellos que tienen una alta concentración de polen en el aire.

-          Para la alergia a los ácaros del polvo se aconseja una limpieza intensa de la casa con aumento de la ventilación y disminución de la humedad ambiental. Son útiles las fundas antiácaros para colchones y cojines. La utilización de acarizidas es también una adecuada medida  de control ambiental, los sprays antiácaros eliminan tanto los ácaros como sus larvas y huevos, en alfombras, colchones...etc. Se aconseja un especial cuidado en la habitación de la persona afectada: evitar libros, muñecos de peluche, alfombras y mantener las cortinas siempre perfectamente limpias.

Se aconseja una limpieza intensa de la casa con aumento de la ventilación.

-          En la alergia a epitelios de animales se utilizan líquidos desnaturalizadores de proteínas que se aplican en el mobiliario o en el propio animal. También se recomienda evitar la compañía de animales domésticos así como de las personas que los tienen o los cuidan.

Se recomienda evitar la compañía de animales domésticos.

Tratamiento

El tratamiento de la rinitis alérgica consiste en reducir en todo lo posible los síntomas característicos de la alergia. Para ello se emplean distintos fármacos: descongestionantes nasales, antihistamínicos, corticosteroides y antialérgicos. En todo caso no existe ningún fármaco capaz de atajar todos los síntomas ligados a la rinitis alérgica.

Se ha demostrado que la administración de las vacunas antialérgicas (generalmente a ácaros y pólenes) son hoy por hoy el único tratamiento eficaz y seguro que existe, aunque a largo plazo. Para ello es imprescindible cumplir correctamente la pauta de vacunación durante un período de tiempo prolongado (2 a 6 años).

Algunos remedios homeopáticos y la fitoterapia también resultan útiles para paliar los molestos síntomas producidos por esta patología.

En resumen : todavía no existe ningún fármaco capaz de atajar todos los síntomas ligados a la rinitis alérgica.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.