Enfermedades - Caspa


¿Qué nos hace estornudar?
Autor: Dra. Mercè Piera - 27 de febrero 2002
El estornudo es la forma que tiene el organismo de eliminar una irritación de la nariz

¡Atchús! ¡Jesús! ¡Gracias! ¡De nada!. Si acabas de estornudar, muy probablemente había algo que estaba irritando o haciéndote cosquillas en el interior de tu nariz. El estornudo es la forma que tiene el organismo de eliminar una irritación de la nariz.

Cuando algo hace cosquillas en el interior de la nariz, se envía un mensaje a una zona especial del cerebro llamada “centro del estornudo”. Luego el centro del estornudo envía un mensaje de vuelta a todos los músculos que tienen que trabajar conjuntamente el complicado y divertido proceso que llamamos estornudar. Algunos de los músculos implicados son los abdominales, los torácicos, el diafragma que está justo por debajo de los pulmones y ayuda a la respiración, los que controlan las cuerdas vocales y los de la pared posterior de la garganta.

Sin olvidarse de los músculos de los párpados, porque ¿te has dado cuenta que siempre cierras los ojos cuando estornudas?

El trabajo del centro del estornudo es hacer que todos estos músculos trabajen en conjunto y en el orden correcto para hacer salir volando, literalmente, esa molestia que tenemos en la nariz. Y sale volando, porque el estornudo puede hacer que las partículas más pequeñas salgan de nuestra nariz a una velocidad de ¡hasta 150 kilómetros por hora!

Casi cualquier cosa que pueda producir irritación en el interior de la nariz nos hace estornudar. Entre las más comunes están el polvo, el aire frío o la pimienta. Cuando se coge un resfriado, es como si el virus se quedara a vivir durante un tiempo en nuestra nariz y es la causa de las molestias típicas del resfriado, incluidos los estornudos. Las personas que tienen alergia suelen estornudar cuando se exponen a ciertos desencadenantes de la alergia, como la caspa de los animales domésticos o el polen de las plantas.

Seguro que conoces a alguien que estornuda en cuanto sale afuera y se pone al sol. Alrededor de una de cada tres personas estornuda cuando se expone a la luz brillante; a estos se les llama “estornudadores fóticos” o “estornudadores lumínicos”. Si tú eres un estornudador lumínico, lo has adquirido de uno de tus padres, ya que es un rasgo hereditario. La mayoría de la gente tiene cierta sensibilidad a la luz, que puede desencadenar un estornudo.

¿Alguna vez has tenido la sensación de que vas a estornudar, pero de repente es como si se cortara? La próxima vez que te pase, intenta mirar un instante a una luz brillante – ¡pero no se te ocurra mirar al sol! – y verás si se corta o no el estornudo.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.