Enfermedades - Caidas


Cómo actuar frente a la osteoporosis
Autor: Dra. Mercè Piera - 20 de octubre 2000
La osteoporosis se caracteriza por la existencia de una estructura ósea débil que facilita la fractura del hueso ante una caída o traumatismo mínimo

1. Haga ejercicio

Una persona, hasta el momento sedentaria, que empieza a seguir un programa de ejercicio regular no sólo gana masa ósea, sino que mejora en habilidad y en masa muscular, reduciendo así la probabilidad de sufrir una fractura ósea seria.

Así, las mujeres sin osteoporosis deberían animarse a realizar ejercicios en los que intervengan los huesos que soportan el peso, como la columna vertebral o la cadera, por su idoneidad para la salud cardiovascular. Entre estos ejercicio se encuentran: caminar, correr o jugar a tenis.

Las personas con osteoporosis deben decantarse

 por los ejercicios que mejoran la flexibilidad

En cambio, las mujeres con osteoporosis declarada deben evitar los ejercicios que impliquen esfuerzos y flexiones de la espalda, y enfatizar aquellos que mejoren la flexibilidad.

La práctica de ejercicio constituye una terapia complementaria al tratamiento activo de la osteoporosis.

2. Prevéngase de las caídas

  Las caídas son frecuentes entre la población de la tercera edad, siendo sus consecuencias más importantes las fracturas, hospitalización, incapacidad permanente, aislamiento social, problemas psicológicos y, en algunos casos, el fallecimiento de quien las sufre.

Aunque existen factores de predisposición que son inevitables, como las enfermedades crónicas y las discapacidades cognitivas, hay otros cuya prevención puede disminuir el número de fracturas. Entre estos riesgos, cabe destacar:

-          el uso de sedantes (inclusive el alcohol);

-          el calzado inapropiado;

-          las reformas peligrosas en la casa; y

-          los viajes bajo malas condiciones climatológicas.

3. Uso de protectores de la cadera Una opción adicional para reducir las fracturas de cadera es prevenir el trauma directo mediante el uso de protectores de cadera con inserciones rígidas, indicado especialmente para las personas de edad avanzada. 

4. No fume

El consumo de tabaco está asociado con un pico de masa ósea reducido, a una más temprana menopausia y a la delgadez, todos ellos factores de riesgo de fractura osteoporótica. Según los resultados de un estudio en relación al efecto del tabaco sobre el hueso, las mujeres que fuman un paquete de tabaco diario durante la edad adulta tendrán, en el momento de su menopausia, un déficit de densidad mineral ósea del 5-10%, en comparación con las no fumadoras.

5. Beba con moderación

Se desconoce si la baja densidad mineral ósea observada en personas habituadas al alcohol se debe principalmente a una dieta errónea, a una falta de ejercicio o al efecto directo del alcohol en reducir la actividad de las células formadoras de hueso. Lo más probable es que se trate de una combinación de estos factores.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.