Enfermedades - Acne


¿Qué es el acné?
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 17 de octubre 2011
El acné es una enfermedad que afecta a las glándulas sebáceas (de grasa) de la piel. No es una enfermedad grave, no pone en peligro la salud, pero sí puede producir cicatrices


El acné es una enfermedad que afecta a las glándulas sebáceas (de grasa) de la piel. Unos pequeños orificios en la piel (los poros) conectan las glándulas sebáceas, que se encuentran bajo la piel, con el exterior de la piel. Estas glándulas producen una sustancia grasa llamada sebo. Los poros conectan las glándulas con un pequeño canal llamado folículo. En el interior de los folículos el sebo transporta células cutáneas muertas hacia la superficie de la piel. A través del folículo también crece un pelo (vello) que sale a la superficie de la piel. Cuando un folículo de la una glándula sebácea se obstruye se desarrolla un “grano” o "espinilla", que también se denomina comedón. La mayoría de los granos se localizan en la cara, el cuelo, la espalda, el pecho y los hombros.

El acné no es una enfermedad grave, no pone en peligro la salud, pero sí puede producir cicatrices.

Cómo se desarrolla el acné

En ocasiones, el pelo, el sebo y las células cutáneas se acumulan juntos en un tapón. Las bacterias contenidas en este tapón producen inflamación. Cuando el tapón empieza a romperse, aparece el grano.

Exisren varios tipos de granos. Los más comunes son:

  • Puntos blancos. Son los granos que se localizan bajo la superficie de la piel.
  • Puntos negros. Son granos que crecen sobre la superficie de la piel y se ven de ese color negro, que no significa que haya suciedad en su interior.
  • Pápulas. Pequeños granos rosados, sensibles al tacto
  • Pústulas. Pequeños granos rojos en el fondo, con pus en la punta
  • Nódulos. Granos de mayor tamaño, sólidos y dolorosos, que se localizan profundamente bajo la piel.
  • Quistes. Granos profundos, dolorosos y llenos de pus, que son los que pueden producir las cicatrices

Quién padece acné

El acné es la enfermedad cutánea más común. Padece acné alrededor del 6% de la población, de todas las razas y de cualquier edad. Sin embargo es mucho más común entre los adolescentes y los adultos jóvenes. Casi el 85% de los jóvenes entre los 12 y los 24 años de edad tiene acné. En la inmensa mayoría de casos, el acné acaba desapareciendo totalmente a los 30 años. Solo un pequeño porcentaje de personas siguen teniendo acné después de los 40 o los 50 años.

Causas del acné

La causa del acné es desconocida, aunque se conocen ciertos factores que son comunes entre los que lo padecen:

  • El desarrollo hormonal durante la adolescencia, que produce que se obstruyen las glándulas sebáceas con mayor frecuencia
  • Los cambios hormonales durante el embarazo
  • Empezar a tomar o dejar de tomar la píldora anticonceptiva
  • Herencia: si los padres tuvieron acné, los hijos suelen tener acné
  • Ciertos medicamentos
  • El maquillaje graso

Sin embargo, se sabe que NO son causa de acné, al menos en la gran mayoría de las personas:

  • La piel sucia
  • El estrés
  • El chocolate
  • Los alimentos grasos

Y también se sabe que hay factores que suelen empeorar el acné:

  • Los cambios de los niveles hormonales en las chicas adolescentes y en las mujeres adultas 2 a 7 días antes de su menstruación
  • La presión o la fricción sobre la piel
  • La presión del casco de la bicicleta, la mochila o los collares ajustados
  • La polución y la humedad elevada
  • Manipular, tocar, apretar, exprimir… los granos
  • Restregarse fuertemente la piel

Tratamiento del acné

El acné precisa de un tratamiento médico, preferiblemente tras la consulta con el dermatólogo. Los objetivos del tratamiento son: curar los granos, prevenir la formación de nuevos granos, prevenir las cicatrices y ayudar a evitar el impacto emocional y psicológico del acné.

Para prevenir las cicatrices, lo ideal es el tratamiento precoz. El tratamiento suele combinar medidas del tipo de medicamentos de aplicación sobre la piel, antibióticos y otras medicinas de administración oral, según cada caso.

Recomendaciones

Las personas con acné deberían tener en cuenta las siguientes recomendaciones del cuidado de su piel:

  • Limpiar la piel con suavidad. Usar un jabón suave por la mañana y por la noche, así como después de la actividad intensa. Frotar fuertemente la piel no cura el acné, sino que incluso puede hacer que empeore.
  • Intentar no tocarse la piel. Las personas que tocan, aprietan o exprimen los granos tienen más probabilidades de producirse cicatrices.
  • Afeitarse con cuidado. Los varones pueden afeitarse tanto con maquinilla eléctrica como con cuchilla. En general hay que afeitarse con suavidad y solo cuando sea estrictamente necesario. También puede ser de ayuda lavarse la barba con agua y jabón antes de aplicarse la espuma de afeitar.
  • Cuidado con el sol. Si bien en algunos casos el acné parece mejorar tras la exposición al sol, algunos medicamentos para tratar el acné necesitan de la protección frente al sol. Demasiada radiación solar aumenta el riesgo de futuras arrugas y de cáncer de piel.
  • Cuidado con el maquillaje. Todos los cosméticos deben ser sin aceite ni grasa. En algunos cosméticos ello se denomina “no comedogénicos” en su etiqueta. Sin embargo, algunas personas siguen teniendo acné a pesar de emplear estos productos.
Artículos relacionados:

Preguntas más frecuentes sobre el ané

Horror, ¿otra vez el acné!




Comentarios

Dahiana calle
2012-11-14 07:30:27
No yo tengo mucho aco me acomplejo mucho kiero k me sane eso


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.