Artículos de Medicina 21


La alimentación sana
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 29 de noviembre 2011
Junto con el ejercicio regular, alimentarse de forma sana, variada y equilibrada, es uno de los factores más importantes que contribuyen positivamente a la buena salud general.

Junto con el ejercicio regular, alimentarse de forma sana, variada y equilibrada, es uno de los factores más importantes que contribuyen positivamente a la buena salud general. Reducir la grasa de la alimentación, por ejemplo, puede disminuir el riesgo de padecer ciertos cánceres y ciertas enfermedades del corazón.

Estudios recientes muestran que también existe una relación positiva entre el mantenimiento de una alimentación sana y la reducción del riesgo de muerte prematura, con la consiguiente prolongación de la esperanza de vida.

Comer con la salud en la mente:

Los componentes más importantes de la alimentación sana son:

- Coma diariamente una alimentación que ayude a la pérdida de peso o que permita mantener el peso dentro de los límites considerados como "ideales" o "saludables" para su sexo y estatura.

- Elija una alimentación que sea pobre en grasas saturadas y colesterol (alimentos de origen animal) y moderada en la ingesta total de grasa.

- Coma alimentos ricos en fibra.

- Reduzca el número de calorías de la alimentación de los azúcares refinados.

- Elija y prepare comidas con poca sal.

- Beba diariamente la cantidad recomendada de agua: de 9 a 10 vasos de agua al día (aproximadamente 2 litros).

- Si bebe alchol, hágalo con moderación: no más de una bebida alcohólica al día en las mujeres y no más de 2 en los hombres.

Añadir más fibra a la alimentación:

- Coma cereales y pan integrales.

- Coma vegetales crudos; si los cocina, que no sea mucho, que queden tiernos.

- No pele todas las frutas y los vegetales, en la piel hay mucha fibra.

- Añada legumbres a las sopas y las ensaladas.

- Coma frutas y vegetales frescos, así como frutas secas, como higos y pasas.

Una alimentación sana también reduce el riesgo de muerte prematura.

Reducir la grasa de la alimentación:

Menos del 30% del total de calorías diarias ingeridas a partir de los alimentos deberían venir de la grasa.

- Cocine hervidos, asados, cocidos, al horno o al microondas; evite los fritos.

- Sazone los vegetales y las carnes con hierbas y especias en lugar de utilizar salsas, mantequilla o margarina.

- Elija leche desnatada o semi-desnatada en lugar de entera.

- Elija el yogur natural desnatado o el queso fresco bajo en grasas en lugar de salsas y mayonesa.

- Coma menos yema de huevo, puede sustituir 1 yema de huevo por dos claras de huevo solas en el cocinado de postres.

- No coma más de 2 o 3 huevos a la semana.

- Elija los cortes de carne más magros y quiteles toda la grasa visible antes de cocinarlos.

- Quite la piel del pollo antes de cocinarlo.

Reducir la grasa de la alimentación puede disminuir el riesgo de ciertos cánceres.

Reducir el azúcar de la alimentación:

Lea las etiquetas, busque cualquiera de los siguientes azúcares que estén en primer o segundo lugar de la lista: jarabe de maíz, sucrosa, fructosa, glucosa, dextrosa, maltosa, lactosa, dextromaltosa, manitol, sorbitol, jarabe de malta, miel.

- No tome bebidas dulces, sustitúyalas por agua o bebidas sin azúcar.

- En el aperitivo tome frutas y vegetales frescos o frutas secas en lugar de galletas, pasteles, tartas y bocadillos.




Comentarios

Mireya
2010-07-23 15:40:32
Muy buenos los consejos que se han colocado en este articulo


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.