Artículos de Medicina 21


Fototipo de piel y Factor de Protección Solar
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 6 de julio 2017

Podríamos definir el fototipo de piel como aquellas características de la piel de cada uno que guardan relación con la capacidad de protección frente a la radiación solar y a las enfermedades que esta puede ocasionar: quemaduras, envejecimiento y cáncer de piel


La radiación solar ultravioleta (UV) que llega a la superficie de nuestro planeta es de dos tipos:

1) Ultravioleta A (UVA) que está asociada con el envejecimiento de la piel, las arrugas y las manchas cutáneas. Atraviesan el cristal; y

2) Ultravioleta B (UVB) que se asocia con las quemaduras cutáneas de la radiación solar y no atraviesan el cristal.

Los distintos fototipos de piel protegen o no frente a la radiación ultravioleta y predisponen o no a estos problemas cutáneos. Sin embargo, en relación con el sol y su radiación, y el fototipo cutáneo, lo más importante es la prevención del cáncer de piel.

Los fototipos de piel se basan en la escala del color de la piel humana del Dr. Thomas Fitzpatrick, dermatólogo, que se estableció ya en 1975 y sigue siendo válida actualmente. Se han definido seis fototipos:

Fototipo I.

Piel pálida, blanco-lechosa. Con pecas

Cabello rubio o pelirrojo. Ojos azules o grises

Siempre se quema, nunca se broncea.

Es el fototipo mayoritario en los países nórdicos.

Fototipo II.

Piel blanca.

Cabello rubio, pelirrojo o castaño claro. Ojos azules, verdes o pardos.

Se queman fácilmente, se broncean difícilmente.

Es el fofotipo mayoritario en los países del norte-este de Europa.

Fototipo III.

Piel intermedia.

Cabello castaño. Ojos marrones.

Inicialmente se queman, la piel enrojece, pero posteriormente se broncean intensamente.

Es el fototipo mayoritario en la población española

Fototipo IV.

Piel morena.

Cabello moreno o negro. Ojos marrones o negros.

Se queman si la exposición es intensa y mantenida. Se broncean rápidamente.

Es el fototipo mayoritario en la población mediterránea.

Fototipo V.

Piel oscura.

Cabello negro. Ojos negros.

Se quema muy raramente (exposición muy intensa y muy prolongada), se broncea muy rápida e intensamente.

Es el fototipo mayoritario de los indígenas americanos, indios, hispanos.

Fototipo VI.

Piel muy oscura, negra.

Cabello negro. Ojos negros.

Nunca se quema. Siempre se broncea.

Es el fototipo de africanos y aborígenes australianos.

 

¿Qué es el Factor de Protección Solar?

El factor de protección solar (SPF por sus siglas in inglés, de Sunburn Protection Factor) es un número que se asocia con la capacidad de una crema protectora frente a la radiación solar UVB. Por ejemplo:

- una crema con SPF 15, filtra el 93% de la radiación UVB

- una crema con SPF 30 filtra el 97% de la radiación UVB

 

Actualmente se recomienda que las cremas protectoras incorporen un SPF de al menos 15 y preferiblemente entre 30 y 50. Mayor protección para los fototipos más sensibles. Este número representa un fracción de la cantidad de radiación solar que realmente llega a nuestra piel en un tiempo determinado. Así, si tomamos el sol durante 60 minutos y nos hemos puesto una crema con un SPF 15, es como si hubiésemos estado al sol unos 4 minutos. Si la crema contiene un SPF 30, hemos tomado el sol durante 2 minutos. Y si la crema contiene un SPF 60, habremos tomado el sol durante 1 minuto.

 No hay ninguna crema con un SPF que proteja
frente al 100% de la radiación solar.

 
¿Hay cremas protectoras resistentes al agua?

Tanto el sudor como el agua eliminan la crema protectora de nuestra piel. Es necesario, por tanto, volver a aplicarse crema cada 40 a 80 minutos si se suda practicando ejercicio o si se está en el agua.


¿Cómo hay que aplicarse la crema protectora?

La primera aplicación se realiza unos 15 minutos antes de empezar a tomar el sol.

Si no se suda o no se baña, hay que volver a aplicar crema cada 2 horas aproximadamente, cualquiera que sea su SPF. Una crema con un SPF 50 no dura más tiempo sobre la piel que una crema con un SPF 15. Si se suda o se baña, hay que volver a aplicar crema cada 40 a 80 minutos.

La cantidad de crema protectora debe ser generosa y cubrir todas las zonas de la piel expuestas al sol.
Hay que volver a aplicarse crema después de un baño prolongado o de secarse con la toalla. 


¿Se puede poner crema protectora a los niños pequeños?

No se recomienda aplicar crema protectora solar a los menores de 6 meses. Hay que proteger su piel del sol mediante ropa, gafas de sol, gorros y sombra.

En los mayores de 6 meses se puede emplear crema protectora, preferiblemente a base de óxido de zinc o dióxido de titanio, que son productor inorgánicos más apropiados para la piel más sensible de los más pequeños. Además de la crema, se recomienda mantener a los niños a la sombra y con ropa apropiada. 

Las cremas de protección solar deben emplearse
para no quemarse con la radiación solar,
no para estar más tiempo al sol.





Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.