Artículos de Medicina 21


Diez mitos o errores de los primeros auxilios
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 24 de febrero 2017

Cuando se trata de nuestra salud, es importante ser capaz de identificar las fuentes de información de garantía y diferenciarlas de los mitos, leyendas urbanas y de la publicidad (no siempre fiable). A continuación presentamos diez mitos o errores frecuentes cuando se realizan los primeros auxilios, junto con lo que realmente hay que hacer. 


Mito: Cubrir una quemadura con mantequilla (por ejemplo)

Realidad: Aplicar mantequilla o cualquier otra sustancia grasa sobre una quemadura, puede hacer más difícil el tratamiento médico posterior y aumentar el riesgo de infección.

Qué hay que hacer: Tratar la quemadura con agua fría, cubrir la zona afectada con un apósito limpio y seco, sin apretar y acudir al médico.

 

Mito: Si alguien ingiere una sustancia tóxica, hay que provocarle el vómito.

Realidad: No es recomendable inducir el vómito en la mayoría de casos. Incluso puede ser perjudicial porque el tóxico lesiona cuando se ingiere y de nuevo cuando se vomita.

Qué hay que hacer. No dar de comer ni de beber nada al paciente sin antes acudir a los servicios de urgencias, consultar con el médico o con el Teléfono de Información Toxicológica: 91 562 0420 en España.

 

Mito. La mejor manera que tratar una hemorragia en una extremidad es mediante un torniquete

Realidad. El torniquete detiene el flujo de sangre de la hemorragia, pero también el del resto de la extremidad y puede producir una lesión permanente. Puede emplearse solamente como último recurso antes una hemorragia abundante.

Qué hay que hacer. Cubrir la herida sangrante con gasas estériles o apósitos, aplicando presión y cubrir la zona con una venda ancha. Buscar ayuda médica si la hemorragia no cede o si la herida está sucia o ha sido producida por la mordedura de un animal

 

Mito. Aplicar calor a una luxación, esguince o fractura

Realidad. El calor aumentará la hinchazón y la inflamación y el tiempo de curación de la lesión.

Qué hay que hacer: La aplicación de hielo reduce la inflamación. El hielo no debe tocar directamente la piel, es mejor colocar un paño en medio, y dejarlo actuar durante unos 15-20 minutos

 

Mito: Hay que mover lejos de la escena a cualquier persona que ha tenido un accidente de coche.

Realidad: Una persona accidentada y con una lesión de la médula espinal no necesariamente parece estar muy mal herido y cualquier movimiento puede producirle una parálisis permanente o incluso la muerte.

Qué hay que hacer. Hay que mover a la víctima herida solamente si:

- la escena del accidente no es segura: incendio del vehículo u otro peligro

- hay que alcanzar a otra víctima que presenta una lesión más grave

- es necesario realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar, ya que se necesita una superficie plana y firme

Si no es así, lo mejor es estabilizar a la víctima y dejarla donde está hasta que llegue la ayuda del personal de emergencias

 

Mito: Frotar el ojo cuando ha entrado un cuerpo extraño, de manera que las lágrimas laven el ojo

Realidad. Frotarse el ojo puede producir una lesión aun mayor, como una erosión o una úlcera en la córnea.

Qué hay que hacer. Lavar el ojo con agua abundante del grifo

 

Mito: Emplear agua caliente para calentar una extremidad fría o congelada

Realidad. Evitar cualquier cambio extremo de la temperatura, ya que el agua caliente puede producir una lesión aun mayor

Qué hay que hacer. Calentar gradualmente la extremidad sumergiéndola en agua templada

 

Mito. Para reducir la fiebre, frotar el cuerpo con una esponja empapada en alcohol

Realidad. El alcohol puede absorberse a través de la piel, lo que puede producir una intoxicación por alcohol, especialmente en los niños pequeños

Qué hay que hacer. Bajar la fiebre con fármacos antitérmicos, y aplicación de paños humedecidos con agua templada. Si la fiebre se mantiene elevada durante varios días, consultar con el médico o acudir a urgencias

 

Mito: Las reacciones alérgicas por picadura de abeja o avispa pueden tratarse en casa

Realidad. Retrasar el tratamiento médico de una reacción alérgica respiratoria a la picadura de abeja o avispa puede ser fatal

Qué hay que hacer. En presencia de síntomas graves de dificultad respiratoria, hinchazón de la lengua o la garganta, acudir a urgencias inmediatamente

 

Mito. Ante un corte o herida, aplicar crema antibiótica, cubrirlo con un apósito y esperar unos días a que se cure

Realidad. La exposición al aire es la mejor forma de curar una herida. En general no se recomienda el empleo de ningún tipo de crema o pomada, puesto que humedece la herida. Los apósitos hay que cambiarlos con frecuencia para mantener limpia la herida.

Qué hay que hacer. Lo primero y mejor que se puede hacer ante una herida o corte es lavarlo con agua fría y jabón. Los apósitos hay que cambiarlos dos veces al día, aunque ello signifique arrancar partes de la costra que se forma con el proceso de curación. Hay que dejar la herida al aire para que se vaya secando.



Vivir sin migraña

Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.