Artículos de Medicina 21


Diagnóstico y tratamiento del síndrome del colon irritable
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 2 de octubre 2008
El  síndrome del colon irritable (SCI) es un problema que afecta principalmente al colon o intestino grueso, la parte del sistema digestivo en la que se almacenan las heces. La palabra síndrome hace referencia a un grupo de síntomas, de manera que en el SCI, aparecen por ejemplo, calambres abdominales, hinchazón abdominal, meteorismo, diarrea y estreñimiento

El SCI no es una enfermedad, sino un trastorno funcional, lo que significa que el colon no funciona como debiera. En el SCI, los nervios y los músculos  del colon son extremadamente sensibles. Así, los músculos pueden contraerse con más frecuencia en respuesta a las comidas. Estas contracciones pueden producir calambres (retortijones) y diarrea, inmediatamente después e incluso durante las comidas. Los nervios pueden ser demasiado sensibles al estiramiento del colon, por ejemplo a causa de la acumulación de gas, produciendo más calambres y dolor. Sin embargo, a pesar de que el SCI puede ser doloroso, no representa una enfermedad del colon ni es causa de otras enfermedades.

El estrés y el SCI

El estrés emocional no es causa de que una persona desarrolle ACI. Sin embargo, si la persona ya padece SCI, el estrés puede desencadenar los síntomas. En realidad, el colon parece reaccionar excesivamente a todo tipo de cosas, como alimentos, ejercicio y hormonas.   Entre los alimentos que causan síntomas se encuentran la leche y los productos lácteos, el chocolate, el alcohol, la cafeína, las bebidas con gas y los alimentos ricos en grasas. En algunos casos, solamente comer de forma abundante es suficiente para que se desencadenen los síntomas.   Las mujeres con SCI con frecuencia tienen más síntomas durante el periodo menstrual.

Síntomas del SCI

Los principales síntomas del SCI son:

La mayoría de personas padecen diarrea o estreñimiento, aunque algunas pueden padecer ambos.   Otros síntomas son:
  • Moco en las heces
  • Hinchazón abdominal
  • Sensación de no haber evacuado completamente el intestino
Diagnóstico del SCI

Se suele sospechar de SCI por la presencia de los síntomas, pero puede ser necesaria realizar alguna otra exploración par descartar la presencia de otras enfermedades que puedan producir síntomas parecidos.   Las pruebas y exploraciones habitualmente realizadas son:

Tratamiento

El SCI no tiene cura, pero se puede hacer mucho para aliviar los síntomas. El tratamiento suele implicar:

  • Modificaciones dietéticas
  • Medicación
  • Reducción del estrés
Con frecuencia suele ser necesaria una combinación de tratamientos para identificar la combinación óptima en cada paciente.  

Modificaciones dietéticas

Alimentos que empeoran el SCI
  • Alimentos grasos como las patatas fritas
  • Productos lácteos como el queso o los helados
  • Chocolate
  • Alcohol
  • Cafeína
  • Bebidas con gas
Si se identifican los alimentos que causan los síntomas, hay que comer menos o dejar de comerlos.

Alimentos que mejoran el SCI

La fibra reduce los síntomas del SCI, en particular el estreñimiento, puesto que hace que las heces sean más blandas, voluminosas y fáciles de evacuar.  Son alimentos ricos en fibra:
  • Frutas: manzanas, melocotones
  • Vegetales: brócoli, calabaza, zanahoria, guisantes
  • Cereales integrales
  • Legumbres
La fibra debe ser añadida a la dieta poco a poco hasta comprobar la cantidad necesaria en cada caso. Demasiada cantidad de fibra de golpe suele producir gas, lo que puede desencadenar los síntomas del SCI en una persona.   Al mismo tiempo que se aumenta el consumo de alimentos ricos en fibra, puede ser necesario añadir más fibra en forma de comprimidos o en polvos disueltos en el agua.

Demasiada comida tampoco

Las comidas abundantes pueden producir calambres y diarrea en las personas con SCI. En estos casos hay que comer cinco veces al día, o si se mantienen las tres comidas principales, comer menos cantidad en cada una de ellas.

Medicación

Con frecuencia también es preciso instituir un tratamiento médico, en general a base de:
  • Laxantes, para tratar el estreñimiento
  • Antiespasmódicos, para reducir las contracciones intestinales, que colaboran en la diarrea y el dolor
  • Antidepresivos, para ayudar a aliviar el dolor intenso
Reducción del estrés

Si el estrés desencadena los síntomas, pueden aprender técnicas para reducir el estrés: meditación, ejercicio, psicoterapia, etc. Con la reducción del estrés se reducen los calambres y el dolor y es más fácil controlar los síntomas.    




Comentarios

rosario
2014-09-02 13:40:58
Mi hermana tiene colon irritablen y Ke duele mucho en el lado del colon cuando come algo le duele mas le en echo pruebas y no le dan solucion


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.