Artículos de Medicina 21


Prevención del cáncer de pulmón
28 de julio 2017
No siempre es posible explicar por qué unas personas tienen cáncer y otras no. Sin embargo, se han identificado patrones generales del cáncer en la población que ayudan a saber qué factores internos y qué factores externos de nuestras vidas pueden aumentar nuestra probabilidad de desarrollar cáncer

Cualquier cosa que aumente la probabilidad de una persona de desarrollar una enfermedad se denomina factor de riesgo. Cualquier cosa que reduzca la probabilidad de una persona de desarrollar una enfermedad se denomina factor protector. Pueden evitarse algunos de los factores de riesgo del cáncer, pero otros no. Por ejemplo, aunque uno pueda decidir dejar de fumar, no se puede decidir sobre los genes que uno ha heredado de sus padres. Tanto el tabaco como los genes específicos heredados pueden ser considerados factores de riesgo para ciertos tipos de cáncer, pero solamente puede evitarse el tabaquismo.
 
Prevención significa evitar los factores de riesgo y aumentar los factores protectores que pueden ser controlados de manera que se reduzca la probabilidad de desarrollar cáncer.
 
Si bien pueden evitarse muchos factores de riesgo, es importante recordar que evitar factores de riesgo no garantiza que no se padecerá cáncer. Además, la mayor parte de las personas con un factor de riesgo particular para el cáncer no acaban desarrollando la enfermedad. Algunas personas son más sensibles que otras a los factores que pueden causar cáncer.
 
Significación del cáncer de pulmón
El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en los países occidentales, tanto en hombres como en mujeres. El cáncer de pulmón puede diseminarse a los ganglios linfáticos o a otros tejidos en el tórax, incluido el otro pulmón. En algunos casos también puede diseminar a otros órganos del cuerpo, como el hueso, el cerebro o el hígado.
 
Prevención del cáncer de pulmón
Con frecuencia el cáncer de pulmón se asocia con factores de riesgo conocidos para la enfermedad. Algunos de estos factores de riesgo son modificables, aunque no todos puedan evitarse.
 
Tabaco. Los estudios han demostrado que los productos del humo del tabaco, en cualquier forma, son la principal causa de cáncer de pulmón. El humo del tabaco en el ambiente, que afecta a los llamados fumadores pasivos, también está implicado como causa de cáncer de pulmón.

Contaminación del aire. La contaminación ambiental puede incrementar el riesgo de cáncer de pulmón, riesgo que es aún mayor para las personas fumadoras.

Antecedentes familiares. Las personas con un familiar de primer grado que ha padecido un cáncer de pulmón puede presentar un pequeño riesgo aumentado de desarrollar este cáncer.

Factores de riesgo del cáncer de pulmón son la exposición al asbesto y al radón.

Detección del cáncer de pulmón
Detección significa buscar el cáncer antes de que la persona tenga síntomas. Esto puede ayudar a identificar el cáncer en una fase más temprana. Cuando se encuentra precozmente tejido anormal o cáncer, es más fácil de tratar. En el momento en que aparecen síntomas, el cáncer ya puede haber empezado a diseminarse.

Las exploraciones más frecuentemente empleadas para la detección del cáncer de pulmón son las siguientes:

Radiografía de tórax
Citología del esputo
Tomografía computarizada (TC o escáner)

Recientemente se ha demostrado que el uso de un tipo de tomografía computerizada, la TC helicoidal a bajas dosis detecta muchos tumores de forma temprana, lo cual contribuye a iniciar antes un tratamiento y por consiguiente, a mejores resultados.

Limitaciones de las exploraciones para la detección del cáncer de pulmón
No todas las pruebas de detección son útiles delante de cualquier tipo de cáncer y algunas de ellas tienen sus propios riesgos.

Detectar un cáncer pulmón no siempre mejora la salud ni prolonga la supervivencia. En particular en casos de cáncer de pulmón avanzado o que ya ha diseminado a otros lugares del cuerpo.

Resultados falsos negativos. Los resultados de las pruebas parecen normales aun cuando el cáncer sí está presente. Un resultado de este tipo puede hacer que el paciente se confíe y no consulte por la presencia de síntomas de cáncer de pulmón cuando aparezcan.

Resultados falsos positivos. Los resultados de las pruebas parecen anormales aun cuando no hay presencia de cáncer. Un resultado de este tipo produce ansiedad en el paciente y suele conducir a más pruebas.

Las radiografías de tórax exponen al tórax a la radiación. La acumulación de radiación en el área del tórax puede aumentar el riesgo de desarrollar otros cánceres como el cáncer de mama.

El cáncer de pulmón
El cáncer de pulmón es uno de los tipos de cáncer más comunes en todo el mundo. Cada año causa más muertes que el cáncer de mama, de colon, y de próstata: se calcula que una de cada cinco muertes por cáncer se debe al cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón era una enfermedad relativamente rara a comienzos del siglo XX, pero su incidencia fue aumentando gradualmente hasta convertirse en uno de los tipos de cáncer más comunes. El cáncer de pulmón puede prevenirse evitando la exposición al tabaco, contaminación atmosférica, productos industriales (asbestos, uranio, radiación). Las deficiencias nutricionales también están relacionadas con las causas del cáncer de pulmón. 



Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.