Artículos de Medicina 21


Todo lo que hay que saber sobre la cafeína
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 0 de 0000
Despertarse oliendo el aroma de un café recién hecho, disfrutar de una comida con una fría bebida refrescante a base de cola o relajarse por la tarde con una taza de té, son placeres diarios que tienen un ingrediente en común: la cafeína

Despertarse oliendo el aroma de un café recién hecho, disfrutar de una comida con una fría bebida refrescante a base de cola o relajarse por la tarde con una taza de té, son placeres diarios que tienen un ingrediente en común: la cafeína.

La gente ha disfrutado de alimentos y bebidas que contienen cafeína durante cientos de años. Es uno de los ingredientes mejor conocidos de la ingesta alimentaria. Aún así, sigue existiendo controversia y malas interpretaciones de este componente alimentario.

Notas históricas

- En el 2737 a.C. el emperador chino Shen Nung puso agua a hervir junto con las hojas de una planta originaria de la zona, creando una bebida de aroma maravilloso, a la vez que la primera taza de té.

- El café se originó en África alrededor del 575 d.C, en donde los granos se empleaban como moneda y eran consumidos como alimento.

- En el siglo XI, los árabes ya bebían café

- Mientras exploraban el Nuevo Mundo los conquistadores españoles eran tratados con una bebida a base de chocolate por el emperador azteca Moctezuma en 1519.

- Las primeras bebidas refrescantes con cafeína del mundo se crearon en la década de 1880.

Cafeína y Salud

Durante las últimas dos décadas, se ha realizado una extensa investigación sobre los aspectos saludables del consumo de cafeína. Las autoridades sanitarias y las sociedades médicas en general mantienen una posición positiva acerca de la seguridad de la cafeína, en donde se afirma que su consumo moderado no tiene perjuicios sobre la salud.

Un consumo moderado de cafeína se estima alrededor de 300 mg al día, es decir, unas tres tazas de café, aunque va a depender en gran medida de un individuo a otro así como de un tipo de bebida a otra. Las personas con ciertos problemas de salud deberían consultar a su médico acerca de su consumo individual de cafeína.

Sensibilidad

Las personas muestran grandes diferencias en su sensibilidad a la cafeína. Mientras algunas pueden beber varias tazas de café seguidas sin notar efecto alguno, otras notan sus efectos estimulantes varias horas tras una única taza. La cafeína no se acumula en la circulación sanguínea ni en el organismo, y normalmente es eliminada unas horas después de su consumo.

La cafeína no se acumula en la circulación sanguínea ni en el organismo

La cafeína puede aumentar la alerta en individuos cansados y facilitar la realización de ciertos trabajos. Muchos individuos encuentran que las bebidas con cafeína pueden ayudarlos a mantenerse despiertos mientras trabajan o estudian. La sensibilidad individual y la frecuencia del consumo determinan el efecto de la cafeína sobre el sueño. Otros estudios indican que no hay diferencias entre niños y adultos en cuanto a la metabolización de la cafeína y estos estudios han demostrado que los alimentos y las bebidas con cafeína no tienen efecto sobre la hiperactividad ni la falta de atención en los niños. Los padres deben emplear el sentido común a la hora de decidir cuanta cafeína de alimentos y bebidas pueden consumir sus hijos.

Embarazo

La cafeína no afecta negativamente a la reproducción en los humanos, aunque se recomienda a las mujeres embarazadas que consuman cafeína con moderación. Otros estudios no encuentran defectos fetales al nacimiento asociados con el consumo de cafeína, ni siquiera entre las mujeres con la tasa de ingesta más elevada. La cafeína tampoco predispone a un aborto espontáneo ni a un parto pretérmino, ni a recién nacidos de bajo peso. El consumo moderado de cafeína tampoco reduce la probabilidad de la mujer para quedarse embarazada.

Qué productos contienen cafeína y cuánta

Producto                                             Cantidad media (mg)   Límites* (mg)

Café largo (220 cc)                                85                                65-120

Café instantáneo                                   75                                60-85

Café descafeinado                                  3                                  2-4

Café corto (30 cc)                                 40                                30-50

Té marcas americanas (330 cc)              40                                20-90

Té marcas importadas                           60                                25-110

Té instantáneo                                      28                                24-331

Té helado (330 cc)                                25                                9-50

Refrescos de cola (220 cc)                     24                                20-40

Bebidas de cacao (220 cc)                      6                                  3-32

Leche con chocolate (220 cc)                  5                                  2-7

Chocolate con leche (30 gr)                    6                                  1-15

Chocolate puro (30 gr)                           20                                5-35

Chocolate el polvo (30 gr)                       26                                26

*Depende del método de producción, de la variedad de planta, de la marca comercial, etc.


Cáncer

Estudios y revisiones recientes de las autoridades sanitarias no encuentran relación alguna, ni dato que la apoye, entre consumo de café y riesgo de cáncer en humanos, por lo que no puede sugerirse ninguna recomendación en contra del consumo moderado de café ni de té.

Adicción y dependencia

La palabra adicción tiene un significado de ser devoto a o estar habituado a una determinada práctica. La persona que dice que es adicto a la cafeína, quiere decir lo mismo que el que dice ser adicto al chocolate, el trabajo o la televisión.

No existe evidencia alguna de que la cafeína tenga
 las consecuencias físicas y sociales asociadas
con el abuso de otras drogas

No existe evidencia alguna de que la cafeína tenga las consecuencias físicas y sociales asociadas con el abuso de otras drogas. Algunos individuos sensibles pueden experimentar efectos leves y temporales, como dolor de cabeza, nerviosismo o irritabilidad cuando su ingesta diaria se altera rápida y sustancialmente. Las molestias asociadas con la interrupción brusca del consumo de cafeína pueden evitarse reduciendo progresivamente su ingesta durante unos pocos días.

Enfermedades de las mamas

No existe relación alguna entre consumo de cafeína y el desarrollo de cáncer de mama. La ingesta de cafeína tampoco está relacionada con el desarrollo de mastopatía fibroquística (enfermedad de las mamas donde hay fibrosis y quistes), una enfermedad con nódulos fibrosos benignos en las mamas.

Osteoporosis

La ingesta de cafeína no es un factor de riesgo para la osteoporosis, en particular en mujeres que consumen cantidades adecuadas de calcio. Asimismo, no se ha podido demostrar que la cafeína afecte de forma significativa a la absorción ni a la excreción de calcio. Ningún estudio ha podido demostrar una relación entre el consumo moderado de cafeína y la densidad ósea y el contenido mineral óseo de las mujeres que consumen cantidades normales de calcio en su alimentación.

Cafeína: algunos hechos 

- La cafeína es una sustancia que se encuentra de forma natural en las hojas, las semillas o los frutos de más de 60 plantas

- Los granos de café y cacao, las nueces de cola y las hojas de té se emplean pare hacer bebidas como el café, el té, las bebidas de cola y el chocolate

- La cafeína se usa como producto para dar sabor a gran variedad de bebidas

- La cafeína no vuelve “sobrio” a alguien que ha consumido demasiado alcohol.

Enfermedades cardiovasculares

El consumo de cafeína no está relacionado con el riesgo de enfermedades coronarias ni cardiovasculares ni cerebrovasculares. La cafeína no causa hipertensión crónica ni aumento persistente de la presión arterial. Algunos individuos sensibles a la cafeína pueden experimentar una elevación modesta y transitoria de su presión arterial, que no dura más allá de unas pocas horas, similar a la que produce subir escaleras, por ejemplo. Sin embargo, los individuos hipertensos, deben consultar con su médico sobre su ingesta de cafeína.




Comentarios

Rocio
2010-09-22 06:45:49
no sabía que la cafeína te hacía volverte sobrio, buen consejo XD camisetas adictos al café

ALEXANDER CASTRO
2010-08-16 05:56:53
buenisimo el articulo pero tengo una pregunta para los señores de esta pagina ¿ES SIERTO QUE EL CAFE EVITA QUE SALGA CANSER EN EL CUELLO Y CABEZA? se lo agradeseria si me respondieran este es mi correo electronico L3000_16@hotmail.com gracias


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.