Artículos de Medicina 21


Diagnóstico clínico de la enfermedad de Parkinson
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 8 de abril 2019
La enfermedad de Parkinson no afecta a todas las personas de la misma forma. En algunas personas la enfermedad progresa con rapidez, en otras no.

La enfermedad de Parkinson no afecta a todas las personas de la misma forma. La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo crónico que durante las primeras fases el paciente solamente presenta algunos síntomas que pueden no ser demasiado evidentes. En algunas personas la enfermedad progresa con rapidez, en otras no. Aunque algunas personas sufren incapacitación severa, otras experimentan sólo perturbaciones motoras menores. El temblor es el síntoma principal en algunos pacientes, mientras que en otros el temblor es una queja menor y otros síntomas son más problemáticos.

Temblor

- El temblor asociado con la enfermedad de Parkinson tiene un aspecto característico.

- Típicamente, el temblor adopta la forma de un movimiento hacia atrás y hacia adelante, rítmico, del pulgar y el índice a tres oscilaciones por segundo. Se denomina a veces "rodar de la píldora" o “contar monedas”.

- El temblor comienza usualmente en la mano aunque a veces se ve afectado primero un pie o la mandíbula.

- El temblor es más evidente cuando la mano está en descanso o cuando una persona está sometida a tensión.

- En 3 de cada 4 pacientes, el temblor puede afectar sólo a una parte o lado del cuerpo, en especial durante las etapas iniciales de la enfermedad. Posteriormente, puede hacerse más general.

- El temblor rara vez es incapacitante y usualmente desaparece durante el sueño y mejora con movimiento intencional.

 
Rigidez

- La rigidez, o una resistencia al movimiento, afecta a la mayoría de los pacientes de Parkinson.

- Un principio principal del movimiento corporal es el de que todos los músculos tienen un músculo opuesto. El movimiento es posible no sólo porque un músculo se torna más activo, sino porque el músculo opuesto se relaja. En la enfermedad de Parkinson, la rigidez proviene cuando, en respuesta a las señales transmitidas por el cerebro, se perturba el equilibrio delicado de los músculos opuestos.

- Los músculos permanecen constantemente tensos o contraídos por lo que la persona siente dolor o se siente inflexible o débil.

- La rigidez se hace evidente cuando otra persona trata de mover el brazo del paciente, el cual se moverá lentamente con movimientos cortos y abruptos, conocidos como rigidez en "engranaje".

Bradicinesia

- La bradicinesia, o la lentitud y pérdida de movimiento espontáneo y automático, es particularmente frustrante porque es difícil de pronosticar.

- Durante un momento el paciente puede moverse con facilidad. Al momento siguiente puede necesitar ayuda. Este quizás sea el síntoma más incapacitante y perturbador de la enfermedad porque el paciente no puede realizar con rapidez movimientos habituales.

- Actividades que antes se realizaban con rapidez y facilidad, tales como lavarse o vestirse, pueden necesitar varias horas.

 
Inestabilidad de la postura

- La inestabilidad de la postura o el equilibrio y la coordinación afectados, hace que los pacientes adquieran una inclinación hacia adelante o hacia atrás y se caigan con facilidad.

- Cuando se tropieza con ellos por el frente o cuando comienzan a caminar, los pacientes inclinados hacia atrás tienen la tendencia a dar varios pasos hacia atrás, cosa que se conoce como retropulsión.

- La inestabilidad de la postura puede hacer que los pacientes tengan una postura inclinada, en la cual la cabeza está inclinada hacia abajo y los hombros se observan caídos.

- A medida que progresa la enfermedad, puede verse afectada la forma de andar. Los pacientes pueden detenerse en mitad de su camino y "congelarse" en posición, posiblemente incluso cayendo de frente.

- los pacientes pueden andar con una serie de pasos rápidos y pequeños como si estuviesen apresurándose hacia adelante para mantener el equilibrio. Esta forma de caminar se conoce como festinación.

Otros síntomas

Varios otros síntomas acompañan a la enfermedad de Parkinson; algunos son menores, otros más preocupantes. Muchos pueden tratarse con medicamento apropiado o con terapia física. Nadie puede pronosticar qué síntomas afectarán a un paciente individual y la intensidad de los síntomas también varía de una persona a otra. Ninguno de estos síntomas es mortal, aunque los problemas para tragar pueden hacer atragantarse al paciente y ponerle en riesgo.

- Depresión

- Síntomas neuropsicológicos: inseguridad, falta de motivación, irritabilidad, pesimismo, pérdida de memoria, pensamiento lento, demencia

- Dificultad para tragar y masticar, babeo

- Modificaciones del habla: voz demasiado baja, monótona; repetición de palabras, habla rápida

- Manifestaciones urinarias o de estreñimiento

- Manifestaciones cutáneas: piel grasa, caspa, piel seca, sudoración

- Alteraciones del sueño: insomnio, pesadillas, somnolencia diurna




Comentarios

Luna Pálida
2010-05-24 16:04:47
Me han diagnosticado la enfermedad y el porvenir no parece muy risueñoi. Tengo algunos de los síntomas mencionados pero no acabo de creer que sea parkinson, veré cuial es la opinión de otro neurólogoa


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.