Artículos de Medicina 21


Diagnóstico del Asma
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 0 de 0000
El diagnóstico del asma se basa en la sintomatología que presenta el paciente así como en su historia clínica, en los resultados de las pruebas de función pulmonar y en los resultados de las pruebas cutáneas alérgicas

El diagnóstico de asma pasa por "hablar" de esta enfermedad como punto de partida apropiado para un tratamiento correcto. El empleo de otros términos como bronquitis asmática, etc., sólo llevan a la confusión y al mal tratamiento del asma. El  diagnóstico de asma se basa en la historia clínica y el examen físico, las pruebas de laboratorio, el estudio radiológico y las pruebas funcionales respiratorias. Sin embargo, las pruebas de laboratorio no proporcionan datos especialmente relevantes para el diagnóstico y el estudio radiográfico tampoco, aunque puede ser de utilidad para valorar la evolución radiológica de la enfermedad.

Historia clínica

La historia clínica es fundamental para el diagnóstico del asma. Los principales síntomas son la tos irritativa, una expectoración mucosa difícil de obtener, la disnea de esfuerzo (ahogo) y las sibilancias (pitos). El principal criterio clínico es precisamente el carácter episódico, con alternancia entre períodos asintomáticos y épocas de afectación clara.

"El elemento clave es demostrar la presencia
de obstrucción al flujo aéreo"

En todos los casos debe recogerse información sobre los estímulos capaces de provocar los síntomas y la intensidad y frecuencia de las crisis. Los episodios leves o moderados suelen desaparecer con el tratamiento habitual.
La exploración física, centrada en el aparato respiratorio mediante la auscultación de lor típicos pitos o sibilancias; en el tórax en busca de deformidades como consecuencia de la enfermedad; y en la piel en busca de otras manifestaciones de tipo alérgico como eccemas o dermatitis, es el complemento imprescindible en la valoración del paciente asmático.

Pruebas funcionales respiratorias

Los estudios de función pulmonar son una pieza fundamental tanto para establecer el diagnóstico como para valorar el pronóstico o juzgar la terapéutica y el seguimiento en el asma. El elemento clave es demostrar la presencia de obstrucción al flujo aéreo, generalmente mediante la espirometría forzada convencional. La obstrucción en el asma es, por lo general, variable y reversible.
Es variable porque los valores de la espirometría no se repiten en la misma persona y en pruebas próximas en el tiempo,  lo que se demuestra gracias a los medidores portátiles de flujo máximo espiratorio o peak-flowmeters, que permiten identificar variaciones del flujo máximo espiratorio entre la mañana y la noche en un mismo individuo.

                                  "Los principales síntomas son la tos, el ahogo y los pitos, en forma de episodios recurentes"

Es reversible porque la obstrucción mejora de forma espontánea o gracias a la medicación, lo que se demuestra mediante la prueba broncodilatadora que suele realizarse conjuntamente con la espirometría forzada en la práctica de las pruebas funcionales respiratorias.  

Pruebas alérgicas

Las pruebas cutáneas de alergia y con los alergenos habituales en cada medio son el procedimiento de elección para la valoración alérgica en el asma, aunque su resultado debe interpretarse con los datos obtenidos en la historia clínica.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.