Actualidad Médica


¿Suplementos alimenticios contra la esquizofrenia?
16 de mayo 2019
Investigadores de la Universidad John Hopkins han identificado una serie de desequilibrios químicos en los cerebros de personas con esquizofrenia. Estos desequilibrios están relacionados con un compuesto, el glutamato. Un compuesto derivado del brócoli podría servir para compensar los niveles de glutamato en el cerebro y por tanto disminuir los síntomas de la enfermedad como alucinaciones.

El sulforafano
Los resultados abren la posibilidad de, en un futuro, utilizar suplementos de extracto de brócoli, que contiene elevados niveles de sulforafano, podría ayudar a reducir las dosis de antipsicóticos empleados para el manejo de los síntomas de la esquizofrenia, y por tanto también efectos secundarios indeseados. En el estudio, publicado en el diario JAMA Psychiatry, los investigadores buscaron diferencias en el metabolismo del cerebro de personas con esquizofrenia y controles sanos. Se reclutaron a un total de 81 personas que habían tenido un primer episodio de psicosis hacía 24 meses, y 91 controles. Los participantes tenían una edad media de 22 años, y un 58% eran hombres.

Tras analizar por medio de resonancias magnéticas cinco regiones del cerebro de ambos grupos, los investigadores identificaron niveles significativamente más bajos de glutamato en una región del cerebro (una media del 4% inferior) en el cerebro de personas con psicosis. Se sabe que el glutamato está implicado en la remisión de mensajes por medio de neuronas, y se ha relacionado con la depresión y la esquizofrenia. Por otra parte, también se identificó una reducción significativa de otro compuesto, el glutatión, en el tálamo y en el córtex del cíngulo anterior. El glutatión se compone de tres moléculas, una de las cuales es el glutamato.

En un segundo estudio publicado en la revista PNAS en febrero de 2019, el mismo equipo de investigadores empleó un fármaco en neuronas de ratón para bloquear una enzima que convierte el glutamato en glutatión. Los investigadores vieron que las neuronas estaban más excitadas y se activaban más rápido, lo cual significaba que estaban enviando más mensajes a otras células del cerebro, pauta similar a la existente en los cerebros de personas con esquizofrenia. A continuación, los científicos hicieron lo contrario: alterar el equilibrio bioquímico para incrementar los niveles de glutatión. Para ello, utilizaron el compuesto sulforafane, presente en el brócoli, que se sabe que activa un gen que incrementa la enzima que une al glutamato con otra molécula para formar el glutatión. Al aplicar este compuesto a las células de cerebro de ratón, este ralentizó la velocidad con la cual se disparaban las células cerebrales, lo que significaba que estaban enviando menos señales. Los investigadores afirman que esto hizo que las células cerebrales siguieran una pauta de comportamiento menos similar a la de los cerebros con esquizofrenia.

Los investigadores, en un tercer estudio (publicado en Molecular Neuropsychiatry) quisieron comprobar si el uso de suplementos de sulforafano podía cambiar los niveles de glutatión en los cerebros de personas sanas. En el estudio, nueve voluntarios tomaron dos cápsulas diarias de sulforafano durante siete días. Los investigadores analizaron, por medio de resonancias magnéticas, los niveles de glutatión de los voluntarios, y vieron que los niveles, al cabo de siete días, habían aumentado una media del 30 por ciento. No obstante, serán necesarios estudios adicionales para determinar que el sulforafano puede ser utilizado de forma segura para reducir los síntomas de psicosis o alucinaciones en personas esquizofrénicas, así como determinar la dosis óptima y el tiempo de toma necesario.

Fuente:   John Hopkins Medicine (EE. UU).


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.