Actualidad Médica


Significativo avance en el desarrollo de nuevos antibióticos
8 de noviembre 2017
Científicos de la Universidad de Lincoln, Reino Unido, han desarrollado un método rápido y eficaz para sintetizar un antibiótico que ha demostrado ser efectivo contra «supermicrobios» multiresistentes. Esto facilitaría su comercialización y aplicación a la práctica clínica.

La teixobactina
En 2015, la prensa científica informó de un nuevo antibiótico que había demostrado, en ensayos de laboratorio, poder eliminar diversas bacterias multiresistentes como la el MRSA (siglas inglesas de Estafilococo Áureo Resistente a la Meticilina). El antibiótico, denominado teixobactina, era un antibiótico natural de reciente descubrimiento, y se estimó que podría permitir desarrollar el primer antibiótico viable que se comercializa en 30 años.

No obstante, el largo y complejísimo proceso para sintetizar este fármaco hacía inviable su producción y comercialización a gran escala. Un grupo de científicos de la Universidad de Lincoln han conseguido desarrollar un método para sintetizar la teixobactina de forma rápida y eficiente. Los resultados de su estudio han sido publicados en la revista de la Real Sociedad de Química, Chemical Science. Hasta ahora, los científicos que habían intentado sintetizar la teixobactina, habían empleado amino ácidos de carga positiva que ligan con la bacteria a eliminar. Esto quería decir que debían usar el muy raro aminoácido presente en la teixobactina, denominado enduracididina, o aminoácidos alternativos pero que disminuían el potencial antibacteriano del fármaco resultante.

El avance de los autores del estudio publicado en Chemical Science radica en que han conseguido reemplazar la enduracididina por dos aminoácidos de carga positiva de diferente estructura y disponibles en el mercado. El fármaco resultante es eficaz sin necesidad de utilizar la enduracididina: su eficacia contra los «supermicrobios» ha resultado ser idéntica a la de la forma natural de la teixobactina. Gracias a este nuevo conocimiento, será posible desarrollar versiones sintetizadas de la teixobactina, pasando de las 30 horas necesarias en la actualidad a apenas 10 minutos. En la actualidad, el proceso basado en enduracididina requiere de múltiples y complejos pasos de 16 a 30 horas, con un porcentaje de fallos muy elevado y una producción muy escasa.

La teixobactina tiene la gran ventaja de ser capaz de eliminar tanto bacterias sin resistencia detectable como superbacterias como el MRSA, que resisten a los antibióticos más potentes de que disponemos. El fármaco resultante es 16 veces más potente que los antibióticos empleados en la práctica clínica, además de ser muy eficaces contra otras infecciones como la tuberculosis o los enterococos resistentes a la vancomicina.

Combatir la resistencia a los antibióticos
La resistencia a los antibióticos es un problema cada vez más acuciante para las autoridades sanitarias. Se calcula que hacia 2050, unas 10 millones de personas fallecerán a casa de las infecciones resistentes a antibióticos. Según la OMS, es vital el desarrollo de nuevos fármacos que puedan ser empleados como «recurso de emergencia».

Fuente:   Universidad de Lincoln, Reino Unido


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.