Actualidad Médica


Utilizan células madre para crear cantidades ilimitadas de sangre artificial
20 de abril 2017
Investigadores de la Universidad de Bristol, Reino Unido, han empleado un linaje de células madre inmortales para crear grandes cantidades de glóbulos rojos. De superar los ensayos en personas, este nuevo método supondría un gran avance para el tratamiento de personas con enfermedades hematológicas y grupos sanguíneos poco comunes.

Suministro ilimitado
Si estas células artificiales superan los ensayos clínicos, serán más eficientes que los productos disponibles en la actualidad, que deben ser generados a partir de un donante de sangre, además de suponer una gran ventaja para pacientes con tipos de sangre raros, que no siempre pueden encontrar donantes de sangre compatibles, en particular en pacientes con tipos de sangre poco común que padecen trastornos sanguíneos como la anemia falciforme.

Existe una necesidad planetaria de un producto de glóbulos rojos alternativo” comenta la autora principal del estudio, la Dra. Jan Frayne, de la Universidad de Bristol. “Los cultivos de glóbulos rojos tienen ventajas con respecto a la sangre de donantes, como por ejemplo un menor riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas”. Investigaciones anteriores habían intentado convertir células madre donadas en glóbulos rojos maduros. Esta técnica funciona, pero es un proceso increíblemente poco eficiente: cada célula madre tan sólo crea unos 50.000 glóbulos rojos antes de morir, lo cual es una cantidad claramente insuficiente si se tiene en cuenta que una bolsa de sangre hospitalaria contiene alrededor de un billón de glóbulos rojos.

A fin de superar este problema, los investigadores de la Universidad de Bristol siguieron un nuevo enfoque: en lugar de utilizar células madre adultas, convirtieron células madre adultas en un linaje de células madre inmortales “eritroides”, denominado células BEL-A. Para crear estas células inmortales, “capturaron” las células madre adultas en una fase inicial de desarrollo, lo cual hace que sean capaces de dividirse y crear eritrocitos o glóbulos rojos indefinidamente y sin morir, lo cual evita la necesidad de repetidas donaciones. “Los estudios anteriores para producir glóbulos rojos se han basado en células madre de diversas fuentes, las cuales tan sólo producen en cantidades muy limitadas”, afirma Frayne. “Hemos probado un método factible para fabricar de forma sostenida glóbulos rojos para uso clínico… lo hemos producido por litros”.

Células madre inmortales: la línea celular BEL-A
Si este producto supera los ensayos clínicos, podría suponer un gran avance en el tratamiento de diversos trastornos hematológicos. Los pacientes que se beneficiarían más de esta nueva técnica son aquellos con enfermedades hematológicas complejas y raras como la anemia de células falciformes o la talasemia, que requieren de múltiples transfusiones de sangre del tipo adecuado.

La idea no es reemplazar la donación de sangre, sino proporcionar tratamiento especializado para grupos específicos de pacientes. El primer uso terapéutico de un cultivo de eritrocitos será probablemente para pacientes con grupos sanguíneos poco comunes, para los cuales puede ser difícil conseguir glóbulos rojos mediante donantes convencionales. Será necesario llevar a cabo ensayos clínicos en humanos. Si la sangre artificial supera las primeras pruebas de seguridad, dentro de un año aproximadamente se iniciarán los primeros ensayos en humanos.

Fuente:   Nature Communications


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.