Actualidad Médica


Fármacos para la impotencia reducirían el riesgo de mortalidad tras un infarto
14 de marzo 2017
Los fármacos para la impotencia podrían tener un efecto que alargaría la vida a los pacientes que hubieran sufrido un infarto de miocardio. El hallazgo pide la necesidad de realizar estudios prospectivos sobre los fármacos para la impotencia en los pacientes con ataques al corazón, no solo a aquellos que sufren de impotencia, donde se incluyen también las mujeres.

Investigadores del Karolinska Institutet de Estocolmo han elaborado este estudio que está publicado en la revista Heart. Más del 20% de los hombres entre 60 y 70 años tienen disfunción eréctil. Estudios anteriores demostraron que los hombres sanos con disfunción eréctil tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares que aquellos sin este problema. Factores de riesgo como el tabaquismo, la diabetes de tipo 2, la obesidad y el sedentarismo están asociados a ambas enfermedades.

En este estudio, los investigadores examinaron cómo los fármacos para la impotencia afectaban la supervivencia después de sufrir un infarto de miocardio, algo que se desconocía anteriormente. En el estudio incluyeron todos los hombres suecos por debajo de los 80 años que habían sufrido un primer infarto entre 2007 y 2013 (concretamente 43.145 individuos). Alrededor del 7% de este grupo tomó fármacos para la impotencia durante un seguimiento de tres años.

El riesgo de mortalidad fue un 33% más bajo en los pacientes que habían tomado fármacos para la impotencia comparados con aquellos que no habían recibido este tratamiento. Aparte del descenso en la tasa de mortalidad, el riesgo de ser ingresado en el hospital por parada cardíaca también fue un 40% más bajo en el grupo con tratamiento. Los efectos solo fueron visibles en los pacientes que recibieron el tipo de fármaco más común para la impotencia, que recibe el nombre de inhibidores de la fosfodiesterasa-5 (inhibidores FDE-5), como el sildenafilo, indicando que podrían ser éstos específicamente los que contribuirían a reducir la mortalidad.

“Nuestro mayor hallazgo es que recetar estos fármacos a los hombres con un ataque cardíaco en su historial es inofensivo y que podría incluso alargar sus vidas y protegerlos de otros infartos. Además, los resultados invitan a realizar estudios controlados y aleatorios con los inhibidores FDE-5 después de un ataque al corazón, lo que incluiría también a las mujeres”, afirma Martin Holzmann, doctor y profesor adjunto en el Departamento de Medicina del Karolinska Institutet.

Los resultados del estudio deben ser interpretados con cierto grado de cautela ya que no contaban con toda la información para algunos factores potencialmente de impacto. Los investigadores quieren poner en marcha un estudio de seguimiento con al menos 140.000 pacientes hombres con una enfermedad cardiovascular, por ejemplo, infarto de miocardio previo o cirugía de angioplastia coronaria. Entonces se podrán tener en cuenta muchos más factores, tales como el estado conyugal, los ingresos y la educación, los cuales pueden influir si el hombre recibe un tratamiento para la impotencia o no y si en ellos mismos contribuye a alargar la supervivencia después de un infarto.

“Basaremos el próximo estudio en las estadísticas que nos ayudarán a investigar si los fármacos tienen efectos diferentes y si influyen las dosis tomadas. Si es así, estaremos ante la evidencia de que es el propio fármaco el que prolonga la supervivencia y disminuye el riesgo de paro cardíaco”, así lo constata la Dra. Holzmann.

Fuente:   Karolinska Institutet (Suecia)


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.