Actualidad Médica


Las cabinas de rayos UVA cuestan millones de dólares al año a la sanidad estadounidense
2 de marzo 2017
Según un estudio publicado en Journal of Cancer Policy, las cabinas de bronceado le cuestan a la sanidad pública estadounidense un mínimo de 343 millones de dólares cada año para el tratamiento de los cánceres de piel que se asocian a su uso.

Pérdidas millonarias
Los investigadores estimaron que en 2015 hubo 263.600 casos de cáncer de piel que pueden atribuirse al uso de cabinas de bronceado. Estos casos de cáncer le costaron a la sanidad estadounidense 343 millones de dólares durante 2015, lo que supuso unas pérdidas económicas a largo plazo de 127.000 millones de dólares para el conjunto de personas afectadas. Los autores reclamaron la necesidad de políticas y estrategias efectivas para reducir el uso de cabinas de bronceado a fin de mitigar su importante impacto sanitario y financiero.

Existe amplia evidencia de que las cabinas de bronceado causan cáncer de piel, así como de su carácter adictivo. Estas cabinas emiten radiación UV, y los rayos UV-A dañan las células y el ADN, causando cáncer de piel. Los rayos UV-B causan quemaduras y también se asocian al cáncer de piel. Asimismo, existen otras patologías también asociadas al uso de cabinas de bronceado, tales como dermatitis, queratitis y poroqueratosis. Pese a estas evidencias, el porcentaje de estadounidenses que usan cabinas de rayos UVA ha aumentado durante los últimos 20 años. Se calcula que unos 30 millones de personas usan uno de estos dispositivos al menos una vez al año.

“El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en los EE. UU., y su incidencia está aumentando, en parte debido al aumento del uso de cabinas de bronceado”, afirma el Dr. Waters, uno de los autores principales del estudio. “Sabemos que estos dispositivos tienen un importante impacto sanitario y financiero, con lo que con este estudio hemos tratado de definir claramente tales impactos, a fin de apoyar las políticas para reducir su uso, en especial entre los jóvenes”. Los investigadores se centraron en tres tipos de cáncer: melanoma cutáneo, carcinoma de células basales y carcinoma de células escamosas, identificando el número total de casos en 2015 en los EE. UU y calculando cuántos de tales casos podrían deberse probablemente al uso de cabinas de bronceado, mediante datos sobre la prevalencia de uso de las cabinas de bronceado y datos anteriormente publicados sobre el riesgo relativo de padecer cáncer entre personas que usan cabinas de rayos UVA y personas que no. Hubo 9.000 casos de melanoma, 86.600 casos de carcinoma de células escamosas y 168.000 casos de carcinoma de células basales que podrían atribuirse al uso de cabinas de bronceado.

A continuación, estimaron el coste del tratamiento de tales casos en base a los costes anuales de tratar pacientes con cada una de dichas patologías. Esto dio como resultado un coste estimado de 343,1 millones de dólares al año. Al calcular el número de horas de vida perdidas y las correspondientes pérdidas financieras de pacientes y familiares, llegaron a la conclusión de que las pérdidas económicas sumarían 127.000 millones de dólares. “Nuestros cálculos fueron muy conservadores, por lo que esta es la estimación a la baja. El impacto podría ser aún más elevado”, comentó el Dr. Waters. “Las cabinas de bronceado provocan diversas enfermedades en centenares de miles de personas, cuestan miles de millones de dólares, y, aún peor, cuestan vidas. Esperamos que estos resultados ayuden a los esfuerzos para reducir el uso de cabinas de bronceado”.

Fuente:   Journal of Cancer Policy


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.