Artículos de Medicina 21


Día Nacional del paciente anticoagulado
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 23 de marzo 2012
En España existe entre 600.000 y 700.000 pacientes anticoagulados y tres cuartas partes de los mismos, sigue el tratamiento por una enfermedad del corazón (la mitad de los casos por fibrilación auricular).

Las personas que requieren seguir un tratamiento anticoagulante oral, así como sus familiares, tienen dudas y miedos por la dificultad en el control de esta medicación y por el posible riesgo de hemorragia. Estar informado y tomar una serie de precauciones contribuirá a un mejor control del tratamiento y sus efectos indeseables.

¿Qué es un anticoagulante?

El anticoagulante es un fármaco que dificulta la coagulación de la sangre y de esta forma, previene la formación de coágulos. Estos coágulos pueden viajar por el torrente sanguíneo y provocar un ictus o embolia cerebral, una embolia pulmonar o un infarto de miocardio. En España se suele utilizar el tratamiento con dicumarínicos, siendo la principal marca comercializada el Sintrom®.

¿Qué personas requieren un tratamiento con anticoagulantes?

La anticoagulación está indicada en personas con alguna de estas enfermedades:

- Pacientes que han sufrido una enfermedad originada por la formación de coágulos como un infarto de miocardio, un ictus o una trombosis venosa profunda

- Pacientes a los que se les ha implantado válvulas cardíacas protésicas mecánicas

- Pacientes con arritmia por fibrilación auricular

- Pacientes que presentan una coagulación excesiva de la sangre

- Pacientes sometidos a una cirugía de rodilla o cadera que requerirán un reposo prolongado.

¿Cómo actúa Sintrom® (acenocumarol)?

El proceso de coagulación está formado por varias fases entrelazadas y consecutivas que se conoce como “cascada de la coagulación”. Se asemeja a lo que sería una cadena de montaje. Una de estas fases requiere la vitamina K para realizarse. Sintrom® actúa evitando la síntesis de vitamina K por parte del hígado. De esta forma, se paraliza la cadena de la coagulación. Pero este mismo mecanismo de acción de Sintrom° es el causante de muchos de sus efectos indeseables puesto que el organismo no solamente obtiene vitamina K del hígado sino también a través de los alimentos. Por este motivo la ingesta de alimentos ricos en vitamina K (cómo las espinacas o el brócoli), algunas enfermedades y algunos medicamentos pueden modificar la disponibilidad de la vitamina K y en consecuencia, alterar el efecto de Sintrom®.

¿Por qué las personas tratadas con Sintrom® deben someterse a controles regulares?

Como ya se ha comentado, ciertos alimentos, fármacos y enfermedades pueden alterar el efecto de Sintrom®. Pero estos no son los únicos. Factores como la edad, el sexo, el peso con respecto a la talla (índice de masa corporal) o estar constipado afectan también a la eficacia de este medicamento.

Si el efecto del medicamento es excesivo, aumenta el riesgo de hemorragia, pero si es inferior al necesario, aumenta el riesgo de formación de un coágulo.

El control del efecto de Sintrom® se hace mediante un análisis de sangre que mide el tiempo que tarda la sangre en empezar a coagularse. El resultado se expresa como un índice conocido como INR. Por lo general, se considera que el tratamiento es adecuado cuando el INR se sitúa entre 2 y 3. Excepcionalmente, puede requerirse una anticoagulación más intensa, y el INR se eleva hasta 4.

Al principio del tratamiento con anticoagulantes orales, el INR se mide varias veces por semana; una vez estabilizado el INR y ajustada la dosis de cumarínicos, el INR se mide de forma más espaciada, por ejemplo, una vez al mes, y siempre bajo control médico.

Consejos para un buen control

- Tomar el medicamento siempre a la misma hora, lejos de las comidas y seguir la dosis exacta indicada por el médico.

- No tomar ningún medicamento sin haber consultado antes a su médico.

- Evitar el alcohol.

- Ante la presencia de vómitos, diarrea o fiebre, consultar al médico por si es necesario realizar controles adicionales.

- Acudir al control ante la presencia de efectos secundarios como hemorragia nasal, sangre en orina o heces, heces negras y pastosas, esputos con sangre o hematomas espontáneos.

- Llevar encima algún tipo de identificación que indique que está bajo tratamiento con anticoagulantes.

- Evitar deportes de contacto.

- Informar que sigue un tratamiento anticoagulante antes de someterse a una extracción dental, a una intervención quirúrgica o en caso de sufrir un accidente.

- No utilizar inyecciones submusculares.

- En caso de embarazo o sospecha del mismo, contactar con su médico pues Sintrom® puede afectar negativamente al feto.

Nuevas perspectivas

Actualmente, se están investigando nuevos fármacos anticoagulantes. Cabe resaltar los resultados obtenidos con un medicamento llamado dabigatrán que ha demostrado una eficacia igual o superior a Sintrom®, además de no requerir controles periódicos y presentar muy pocas interacciones con la dieta u otros fármacos.

Dabigatrán ya está indicado para el tratamiento preventivo de la trombosis en pacientes intervenidos por cirugía de rodilla o cadera pero, también se ha utilizado en pacientes con arritmia por fibrilación auricular, obteniendo buenos resultados.




Comentarios

anticoagulante.net
2011-12-01 15:55:48
Ante ciertas circunstancias (como ser sometido a una intervención quirúrgica mayor) o cuando se padecen ciertas enfermedades (como la fibrilación auricular) existe un mayor riesgo de sufrir una trombosis venosa (la formación de un coágulo o trombo en una vena). Las personas que tienen riesgo de sufrir una trombosis o una embolia (o una repetición de las mismas) deben ser tratadas con fármacos anticoagulantes. Estos medicamentos hacen que la sangre tarde más tiempo en coagularse y las personas sometidas a dicho tratamiento se dice que están anticoaguladas.

anticoagulante.net
2011-12-01 15:12:21
Con respecto al peso, no se ha descrito en la literatura médica el incremento de peso como efecto secundario de la toma de Sintrom. Por consiguiente, ante un aumento importante del peso, llevando una dieta equilibrada y realizando cierta actividad física, cabe consultar al médico para analizar las posibles causas.

anticoagulante.net
2011-12-01 15:12:32
La persona bajo tratamiento anticoagulante puede comer de todo aunque es importante que lleve una dieta sana y equilibrada así como evitar los excesos. Los anticoagulantes orales son medicamentos que actúan evitando que el hígado utilice la vitamina K para formar alguno de los factores de la coagulación. Por este motivo, las personas que toman anticoagulantes orales como Sintrom, deben restringir el consumo de alimentos con elevado contenido de vitamina K o que provocan flatulencia (por lo que se crea más vitamina K) como el chocolate, castañas, col, coliflor, coles de Bruselas, etc. También debe restringirse el consumo de cerveza. Cabe señalar que actualmente se dispone de una nueva generación de anticoagulantes orales como dabigatrán etexilato que a diferencia del Sintrom, no interacciona con los alimentos. Otra característica clave de dabigatrán es que se administra a dosis fijas con un resultado predecible, de modo que los pacientes no deben someterse a un seguimiento rutinario para ajustar las dosis.

rea
2010-11-02 09:26:07
quisiera saber si el sintdron hace subir de peso, ya que yo tengo una alimentacion sana estoy operada de intestino hace unos años y tengo que cuidarme x que sino tengo diarreas,y de que estoy anticuagulada e subido de peso , me hago analisis y no hay nada fuera de lo normal .engorde 12 kg en un año...........

jairo
2010-01-13 08:05:41
quiero saber que es estan anticoagulado


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.