Artículos de Medicina 21


4 de febrero: Día mundial contra el Cáncer
Autor: J.R. - Revisado: 5 de febrero 2013
El 4 de febrero se celebra el día mundial contra el cáncer, organizado por la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC). El tema de fondo de este año es refutar algunos de los mitos y falsedades más comunes acerca de esta enfermedad.

Estos mitos serían cuatro básicamente:

· El cáncer es únicamente una cuestión sanitaria

· El cáncer es una enfermedad de países ricos con población envejecida

· Tener cáncer es equivalente a una sentencia de muerte

· El cáncer es cuestión del destino: no puedo hacer nada para prevenirlo

Mito 1: El cáncer es únicamente una cuestión de salud
El cáncer no es únicamente una cuestión sanitaria: tiene amplias repercusiones sociales, económicas y de derechos humanos. Aproximadamente un 47% de los casos de cáncer y un 55% de fallecimientos tiene lugar en el tercer mundo. De mantenerse la actual tendencia, en 2030 se calcula que el 81% de casos se diagnosticará en el tercer mundo.

El cáncer pone en peligro el desarrollo de los países emergentes, pues mina las bases sociales y económicas de su desarrollo. Así, por ejemplo, la incidencia de casos de cáncer de pulmón se prevé que se disparen a medio plazo en los países en vías de desarrollo como India o China, en donde se encuentran la mayor parte de consumidores de tabaco en la actualidad. El hecho de que en estos países no haya leyes que protejan a la población no fumadora del humo del tabaco también provocará un aumento de casos de cáncer de todo tipo y afecciones respiratorias como la EPOC, así como diversos tipos de demencias.

Mito 2: el cáncer es una enfermedad de países ricos y de población envejecida
El cáncer es una pandemia global: cada año muere más gente a causa del cáncer que a causa del SIDA, la tuberculosis y la malaria combinadas. De las 7,6 millones de muertes provocadas por el cáncer en 2008, más de un 55% tuvo lugar en los países emergentes y en vías de desarrollo. Se estima que en 2030 habrá 21,4 millones de fallecimientos a causa del cáncer, de los cuales el 60-70% tendrán lugar en los países del tercer mundo. Existe una considerable desigualdad entre el acceso a tratamientos paliativos y a analgésicos entre países ricos y países pobres: el 90% de analgésicos opiáceos empleados para tratar el dolor asociado al cáncer se consume en Europa, EE.UU, Canadá, Australia y Nueva Zelanda (20% de la población mundial); el 80% restante tiene que conformarse con el 10% de analgésicos.

Mito 3: el cáncer equivale a una sentencia de muerte
Muchos tumores que en otro tiempo eran considerados mortales pueden hoy curarse o cuanto menos ser convertidos en una enfermedad crónica. Con muy pocas excepciones, la mayoría de cánceres pueden curarse si son detectados a tiempo. En aquellos países con programas preventivos de detección de cáncer de mama, las cifras de fallecidos han descendido de forma notable. La detección precoz del cáncer constituye la forma más eficaz de combatirla: recientemente ha sido desarrollado un método para detectar el riesgo de cáncer de mama en mujeres con mayor densidad de tejido mamario. Las vacunas como la del virus del papiloma humano también constituyen una nueva herramienta de lucha contra el cáncer.

Mito 4: el cáncer es mi destino. No hay nada que pueda hacer para prevenirlo
Los hábitos de vida saludables: ejercicio moderado, dieta baja en grasas y alcohol, evitar el tabaquismo, previenen una tercera parte de los tipos de tumores más comunes. Las autoridades sanitarias ponen el énfasis en evitar factores asociados: tabaquismo, sedentarismo, obesidad, factores ambientales varios. En este sentido, cambios en las pautas de consumo de cancerígenos como el tabaco están comenzando a cambiar el panorama global del cáncer: si hasta hace 20 años el cáncer de laringe o pulmón era un problema predominantemente masculino, en la actualidad las cifras de muertes por cáncer de pulmón de hombres y mujeres tienden a igualarse: esto se debe a la incorporación tardía de la mujer al tabaquismo en fecha posterior a la del hombre. La mayor incidencia del tabaquismo entre las mujeres habría provocado un gran aumento de muertes por cáncer de pulmón y por EPOC durante el último medio siglo. Los efectos del consumo de tabaco en mujeres no han sido evidentes hasta décadas después de que comenzase a observarse.



Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.