Artículos de Medicina 21


¿En qué consiste la Terapia Hormonal Sustitutiva?
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 9 de mayo 2016
El objetivo del tratamiento hormonal sustitutivo (THS), tiene como fundamento sustituir el déficit hormonal ovárico causante de la menopausia

La menopausia es un proceso fisiológico, no una enfermedad, aunque en un elevado porcentaje de mujeres comporta a una serie de alteraciones. La menopausia se define como el  cese permanente de la menstruación, como resultado de la pérdida de actividad del ovario. Este fenómeno suele acontecer de forma natural entre los 45 y 52 años.

La pérdida de actividad del ovario motiva un desequilibrio hormonal con descenso de la producción de estrógenos, progesterona y testosterona. Estos importantes cambios en la secreción de las hormonas sexuales comportan alteraciones importantes a nivel del tracto genital, la circulación periférica (como los conocidos sofocos), el metabolismo del hueso (osteoporosis), el sistema cardiovascular, la piel, así como determinadas manifestaciones psíquicas.

El objetivo del tratamiento hormonal sustitutivo (THS), tiene como fundamento sustituir el déficit hormonal ovárico. Se han utilizado estrógenos, progesterona y andrógenos. La THS se ha demostrado altamente eficaz en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis y la cardiopatía isquémica y es sumamente útil para mejorar los síntomas menopáusicos a corto y medio plazo.

En la actualidad, la THS se utiliza menos que hace unos años, fundamentalmente debido a los riesgos de cáncer asociados. El tratamiento se reserva casi exclusivamente a los casos de menopausia precoz (antes de los 45 años de edad) y debe ser supervisado estrictamente por el ginecólogo.

Estrógenos: El tipo de estrógeno más utilizado en Europa es el estradiol, pues es el tipo de estrógeno que el ovario produce de forma natural y se puede aplicar por diferentes vías: oral, percutánea (gel o crema), transdérmica (parches), cremas vaginales e implantes subcutáneos. Actualmente, también se puede administrar como spray nasal.

Gestágenos: El acetato de medroxiprogesterona es el gestágeno más utilizado en la THS pues se absorbe muy rápidamente por vía oral.

Andrógenos: Se asocian a los estrógenos y tiene un efecto muy favorable sobre los problemas relacionados con la sexualidad, el estado de ánimo, las depresiones, caída de cabello y las cefaleas o migrañas existentes. La THS debe iniciarse cuando el médico lo considere oportuno por los síntomas que presenta una mujer concreta en la etapa del climaterio. Este tratamiento debe mantenerse mientras el beneficio obtenido por la mujer es superior al riesgo potencial que  pueda derivarse de su administración. Estos riesgos incluyen la posible, aunque no probada, potenciación de tumores de endometrio o mama o las alteraciones tromboembólicas, hepáticas y de la vesícula biliar. Por ello, es obligado que el ginecólogo revise periódicamente el balance riesgo/beneficio.



Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.