Artículos de Medicina 21


La Dieta estilo Mediterránea y el Aceite de Oliva
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 29 de abril 2015
A principios de la década de los 60 la comparación de siete poblaciones europeas determinó que en Creta la incidencia de cardiopatía coronaria era la más baja. La dieta cretense era pobre en grasas saturadas y rica en aceite de oliva, por lo que los investigadores plantearon la hipótesis de que éste tuviera efectos beneficiosos sobre diversos factores de la cardiopatía coronaria

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de morbilidad y mortalidad en Europa y si no se modifica el estilo de vida, se puede esperar un aumento del número de muertes en Europa en los próximos años por esta causa.

De acuerdo con una estadística publicada por la British Heart Foundation, cada año se pierden unos 4 millones de vidas a causa de enfermedades cardiovasculares, lo que representa aproximadamente la mitad de todas las muertes en Europa. La única respuesta a esta situación es la prevención, que debe estar basada en tres ejes:

  • Mejor información
  • Mecanismos de monitorización para controlar la calidad de los alimentos
  • Campañas de promoción de la salud
  • La adopción de una dieta estilo mediterránea, rica en fruta, vegetales y cereales, en la que el aceite de oliva es la principal fuente de grasas, es una excelente forma de mejorar el factor "nutrición" implicado en la prevención de las enfermedades cardiovasculares

La prevención es lo mejor

Los tres principales elementos implicados en la prevención de las enfermedades cardiovasculares son:

  • la alimentación,
  • el tabaquismo y
  • la actividad física

Son factores que pueden ser modificados. El mejor ejemplo es la región de Karelia del Norte, en Finlandia. En esta región, la mortalidad por causa cardiovascular era la más elevada en el mundo a principios de los años 70. Un programa de prevención ha demostrado que el estilo de vida de la población puede modificarse, por ejemplo en términos de hábitos dietéticos como el consumo de mantequilla que ha pasado del 60% al 10% en menos de 30 años.

La adopción de una dieta estilo mediterránea, rica en fruta, vegetales y cereales, en la que el aceite de oliva es la principal fuente de grasas, es una excelente forma de mejorar el factor "nutrición" implicado en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Además de los numerosos estudios científicos que demuestran los beneficiosos efectos del aceite de oliva, las recomendaciones sobre alimentación sana para el corazón y las arterias pueden ser satisfechas fácilmente gracias a la Dieta Mediterránea, simplemente incluyendo los vegetales disponibles en cada parte del mundo. También es una excelente forma de reconciliar gastronomía y un corazón europeo saludable.

Para los pueblos mediterráneos, esta forma de alimentarse describe una dieta tradicional que puede ser fácilmente preservada y revitalizada dentro de un estilo de vida más moderno

Beneficios de la Dieta Mediterránea:

  • menor tasa de mortalidad por cardiopatía coronaria
  • el consumo de aceite de oliva se asocia con un mejor perfil de riesgo coronario
  • una dieta rica en aceite de oliva reduce la necesidad de medicación antihipertensiva
  • al ser rica en vegetales y en potasio, parece tener un saludable efecto en la reducción de la presión arterial y puede proteger frente a la mortalidad asociada al ictus
  • al ser rica en antioxidantes, vitaminas E y C, carotenoides y compuestos polifenólicos (aceite de oliva y vino), parece tener un papel protector en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y el envejecimiento
  • al ser rica en grasas monoinsaturadas, mejora el control de la diabetes
  • aunque no es una dieta pobre en grasa, puede contribuir a la prevención y al tratamiento de la obesidad, gracias a su palatabilidad y su variedad, ya que es controlada en cuanto a las calorías
  • parece proteger frente a la declinación cognitiva relacionada con la edad

La Dieta Mediterránea Tradicional
El término tradicional "Dieta Mediterránea" tiene un significado específico. Refleja el modelo de alimentación típico de algunas regiones mediterráneas a principios de los 60, como Creta, partes del resto de Grecia y del sur de Italia. Variaciones de la Dieta Mediterránea existen en otras zonas de Italia y en zonas de Francia, Líbano, Marruecos, Portugal, España, Siria, Túnez, Turquía y otras áreas del Mediterráneo.

Características de la Dieta Mediterránea

  • abundancia de vegetales: frutas, verduras, hortalizas, cereales, patatas, legumbres, frutos secos
  • alimentos locales, estacionales, frescos, mínimamente procesados
  • frutas frescas como postre típico, con consumo escaso de azúcar y dulces o miel
  • aceite de oliva como principal fuente de grasa
  • consumo diario de derivados lácteos, principalmente queso y yogur, en cantidades moderadas
  • consumo de pescado y pollo en cantidades moderadas
  • no más de 3 o 4 huevos a la semana
  • consumo en carne roja en cantidades moderadas
  • consumo de vino en cantidades moderadas y en las comidas

Esta dieta es pobre en grasas saturadas (alrededor del 5-7% del total de las calorías diarias), con un consumo total de grasa inferior al 35% de las calorías diarias. Asimismo, el estilo de vida incluye una actividad física regular y se asocia con un grado mucho menor de obesidad que el que se observa en los Estados Unidos.

Los tres principales elementos implicados en la prevención de las enfermedades cardiovasculares son la alimentación, el tabaquismo y la actividad física que son factores que pueden ser modificados

La Dieta estilo Mediterránea

La Dieta Mediterránea es una tradición centenaria que contribuye a una excelente salud, proporciona una sensación de placer y bienestar y forma parte vital de la herencia cultural colectiva del mundo.

Para los pueblos mediterráneos, esta forma de alimentarse describe una dieta tradicional que puede ser fácilmente preservada y revitalizada dentro de un estilo de vida más moderno.

Para los americanos y los europeos del norte y del este, así como para todos aquellos que deseen mejorar sus hábitos dietéticos, el estilo de alimentación mediterráneo describe un patrón dietético que es atractivo por su famosa palatabilidad así como por sus beneficios para la salud, que puede ser adoptado completamente o adaptado a una Dieta estilo Mediterránea.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.