Actualidad Médica


El consumo de cigarrillos electrónicos podría ser perjudicial para la salud respiratoria de los adolescentes
23 de noviembre 2016
El uso de cigarrillos electrónicos entre los adolescentes está aumentando a gran velocidad. Los expertos en salud pública advierten de que estos aparatos podrían ser la puerta de entrada para empezar a fumar a una edad más temprana. Asimismo, nuevos estudios indican que aunque estos jóvenes usuarios de cigarrillos electrónicos no se conviertan en fumadores, los propios cigarrillos electrónicos podrían dañar su salud.

Los cigarrillos electrónicos podrían no ser inocuos
El estudio “El uso de cigarrillos electrónicos y síntomas respiratorios en adolescentes”, dirigido por Rob McConnell, profesor de medicina preventiva en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, establece una relación entre el uso de cigarrillos electrónicos y la tos crónica, la bronquitis y la congestión o mucosidad. El estudio ha sido recientemente publicado online en la revista American Thoracic Society’s American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

“Los cigarrillos electrónicos liberan tóxicos químicos en los pulmones, incluyendo metales oxidantes, vapor de glicerol, componentes edulcorantes de diquetona y nicotina”, explica el Dr. McConnell. Pese a ello, “se han elaborado pocos estudios sobre los efectos crónicos en la salud de los cigarrillos electrónicos. El Estudio de Salud Infantil nos permitirá evaluar los síntomas de bronquitis comunes entre fumadores para ver si el riesgo aumenta en usuarios del cigarrillo electrónico.”

Los investigadores analizaron las respuestas a un cuestionario en 2014 completado por 2.086 participantes del estudio. Separaron por categorías a los participantes: no usuarios de cigarrillo electrónico (76%), usuarios que lo habían dejado (más de 30 días antes, 14,4%) y usuarios actuales (al menos uno en los últimos 30 días, 9,6%).

Los resultados obtenidos muestran que cuando se comparaban aquellas personas que nunca habían usado el cigarrillo electrónico, el riesgo de tener síntomas respiratorios era:

• 85% mayor aproximadamente entre los usuarios que lo habían dejado y
• el doble entre usuarios actuales

Estas relaciones seguían siendo estadísticamente significativas para los usuarios que lo han dejado, después de ajustarlas en base a otros factores, como tabaquismo, tabaquismo pasivo o aspectos socio-demográficos. Los investigadores también analizaron casos de sibilancias (la constricción de las vías aéreas habitualmente causada por una crisis asmática), pero no encontraron una relación significativa con el consumo de cigarrillos electrónicos.

“Recientemente, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, Food & Drug Administration) prohibió la venta de cigarrillos electrónicos a menores de 18 años y el estado de California ha prohibido su venta incluso a adultos menores de 21”, comenta el Dr. McConnell. “Nuestros resultados sugieren que estas regulaciones y un entorno que disuada la iniciación a cualquier producto con tabaco puede reducir la carga de los síntomas respiratorios crónicos en la adolescencia. Sin embargo, será necesario elaborar otro estudio adicional para entender realmente sus efectos a largo plazo.

En el Estudio de Salud Infantil en el Sur de California, que empezó en 1992, participan más de 11.000 niños, lo que le convierte en uno de los estudios más largos y detallados sobre los efectos a largo plazo de la contaminación del aire en la salud respiratoria de los niños.

Fuente:   American Thoracic Society (ATS)


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.